Actualizado
martes, 16 julio 2019
13:44
h
URGENTE

Irán publica la presunta ruta del dron estadounidense

El Gobierno busca demostrar que el aparato se encontraba dentro de su espacio aéreo cuando se interceptó
|
23/06/2019
  • OFICIAL. Mapa publicado por el gobierno iraní.
    OFICIAL. Mapa publicado por el gobierno iraní.

El Gobierno iraní publicó la presunta ruta seguida por el avión no tripulado de Estados Unidos que la república islámica derribó esta semana para demostrar que el aparato se encontraba dentro de su espacio aéreo cuando fue interceptado. El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, colgó en su cuenta de Twitter el trazado por satélite de la ruta seguida por el aparato, y el que se aprecia que el avión espía RQ-4 Global Hawk estuvo dentro del espacio aéreo iraní durante gran parte del trayecto. Zarif incluso muestra los puntos en los que el Ejército iraní intentó ponerse en contacto con el aparato y sus operadores para desactivar la situación. Finalmente, el mapa exhibe con un marcador de color rojo el lugar exacto donde el dron fue derribado, a 15 kilómetros de la costa sur de Kouh e Mobarak, en la provincia de Hormozgán, y claramente dentro de sus aguas territoriales.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que impondrá nuevas sanciones a Irán para evitar que consiga hacerse con armas nucleares y no ha descartado una acción militar contra la República Islámica. “Vamos a imponer más sanciones a Irán. En algunos casos vamos lentos, pero en otros nos estamos moviendo rápidamente”, afirmó en declaraciones a la prensa desde Washington. Trump compareció en rueda de prensa en la Casa Blanca antes de partir en helicóptero hacia Camp David para estudiar las distintas opciones con respecto a Teherán y ha subrayado que la militar “sigue estando sobre la mesa”.

En esa línea, Trump manifestó su esperanza de que los gobernantes iraníes sean “inteligentes” y “sigan preocupándose por su pueblo”. Además, defendió la posibilidad de “empezar de nuevo” con Irán y “hacer a Irán grande otra vez” parafraseando su lema de campaña, “hacer América grande otra vez”. La tensión entre Irán y Estados Unidos ha alcanzado un nuevo máximo después de que el pasado jueves fuera derribado el dron estadounidense en el estrecho de Ormuz. Tras el derribo, Irán convocó al embajador suizo —representante de los intereses de Estados Unidos en Irán— y presentó una protesta formal por la incursión. En respuesta, Trump aseguró que paró un ataque de represalia diez minutos antes de que se produjera alegando falta de proporcionalidad, ya que le informaron de que habría 150 muertos.

Por otro lado, el Parlamento iraní se reunirá en breve para debatir una respuesta oficial contra Estados Unidos . El director adjunto del Comité de Seguridad Nacional del Parlamento iraní, Kamal Dehqani Firouzabadi, anunció la convocatoria de la sesión para los próximos días, destinada a “debatir los actos de provocación de Estados Unidos” en la región, según comentarios recogidos por la agencia oficial de noticias iraní IRNA. Además, el Parlamento iraní debatirá la violación del espacio aéreo del país en la que incurrieron tanto el avión no derribado como el equipo que lo operaba: 35 militares estadounidenses a bordo de un vuelo de transporte y vigilancia P-8. De momento, Irán ha emitido una queja oficial ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por esta violación, ocurrida entre el miércoles y el jueves en la costa sur de Irán, y que Estados Unidos niega categóricamente.