El autor del atentado podría enfrentarse a la pena capital

La fiscalía considera el ataque en el centro comercial un caso de terrorismo

05 ago 2019 / 09:50 H.

La Fiscalía de Texas considera el atentado perpetrado en un centro comercial de El Paso como un caso de terrorismo y buscará la pena de muerte para su autor, según hicieron saber los abogados del Estado en rueda de prensa.

Hasta el momento, ha sido detenido un individuo, el joven Patrick Crusius, de 21 años, a quien se le considera por el momento único autor del ataque, que ha dejado al menos 20 muertos y 26 heridos. “El cargo estatal es del asesinato merecedor de pena capital, así que vamos a pedir la pena de muerte. Vamos a perseguir la pena de muerte”, declaró el fiscal del distrito de El Paso, Jaime Esparza.

Por su parte, el abogado del Departamento de Justicia para el Distrito Oeste de Texas, John Bash, confirmó que el Gobierno también buscará un dictamen que califique el atentado como un delito de odio, lo que también conlleva la pena de muerte. Las autoridades están investigando un presunto “manifiesto” redactado por el joven en el que asegura que actuó motivado por la “invasión hispana de El Paso”, una ciudad que fue parte de la República de México hasta 1848, como parte del tratado de Guadalupe Hidalgo.

“Asimismo, estamos tratando este caso como un acto de terrorismo doméstico. Vamos a hacer lo que hacemos con los terroristas en este país, que es repartir justicia, rápida y segura”, añadió.

Además, cientos de mujeres, en su mayoría pertenecientes al grupo Moms Demand Action marcharon por las calles de Washington DC para exigir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que tome medidas inmediatas para impedir de una vez por todas las masacres por arma de fuego. El grupo ya se encontraba en la capital de Estados Unidos para formar parte de una conferencia anual pero la masacre de El Paso generó una marcha entre las asistentes. “Estamos hartas. Ya es hora de que cambien las cosas”, declaró una de las organizadoras, Amber Gustafson, al “Washington Post”. La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, expresó su respaldo a la marcha colgando en su cuenta de Twitter un vídeo de la protesta. El grupo fue formado a raíz de otra masacre, la de la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, Connecticut, en 2012, donde un joven mató a tiros a veinte niños. La marcha desembocó en el Capitolio, donde las asistentes guardaron un minuto de silencio por los fallecidos en El Paso, antes de que tuviera lugar la matanza de Dayton. “Sabemos que el Congreso no está aquí, pero queríamos convertir nuestro dolor en acción”, explicó Elva Mendoza, voluntaria de la organización, al “USA Today”.