Actualizado
lunes, 22 julio 2019
00:54
h
URGENTE

Detenidos cuatro tripulantes del petrolero iraní retenido

Se les acusa de una presunta violación de las sanciones de la UE hacia Siria
Ver comentarios
|
13/07/2019
  • DETENCIÓN. El petrolero iraní ‘Grace 1’, interceptado en aguas de Reino Unido.
    DETENCIÓN. El petrolero iraní ‘Grace 1’, interceptado en aguas de Reino Unido.

La Policía de Gibraltar detuvo ayer a otros dos tripulantes del ‘Grace 1’, que se suman al capitán y el primer oficial arrestados el día anterior, por la presunta violación de las sanciones impuestas por la Unión Europea sobre Siria por parte del petrolero iraní. “Los cuatro hombres son nacionales indios y se les ha dado plena asistencia legal”, dijo el cuerpo de seguridad en un comunicado.

La Marina británica abordó el pasado viernes 5 de julio en el estrecho de Gibraltar al buque iraní ante la sospecha de que podía estar transportando crudo a una refinería siria, burlando de esta forma las sanciones de la UE.

Los tripulantes del superpetrolero nacionalizado iraní, en su mayoría indios, aunque también hay paquistaníes y ucranianos, fueron interrogados como testigos por su relación con el barco en cuestión, de bandera panameña. Además, el fiscal general de Gibraltar consiguió la semana pasada una orden del Tribunal Supremo para ampliar el periodo de detención del ‘Grace 1’ durante 14 días.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, advirtió a Reino Unido de que tendrá que afrontar las “consecuencias” por haber interceptado y confiscado el superpetrolero.

TENSIONES . El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Abbas Musavi, informó ayer que las autoridades iraníes han instado de nuevo a Reino Unido a liberar inmediatamente el petrolero. “Este es un juego peligroso y tiene sus consecuencias... Los pretextos legales para capturar el petrolero no son válidos y la liberación va en beneficio de todos los países”, manifestó Musavi.

En este sentido, el ministro subrayó públicamente que “los poderes extranjeros deben abandonar la región” dado que los países cercanos a la zona “son capaces de garantizar su propia seguridad”.

La acción de las fuerzas de seguridad gibraltareñas derivaba de la información recibida por el Gobierno, que apuntaba a que el buque ‘Grace 1’ “estaba actuando en incumplimiento de las sanciones de la Unión Europea contra Siria”, tal y como manifestó entonces el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo.

El pasado jueves la Policía de Gibraltar detuvo al capitán y al primer oficial del petrolero tras un “exhaustivo registro” en el que se ha incautado de diversos documentos y dispositivos electrónicos.

El cuerpo de seguridad indicó que tanto el capitán como el primer oficial han sido interrogados en la sede de la Policía Real de Gibraltar, New Mole House.

El ministro principal de Gibraltar aseguró ayer ante la prensa que el abordaje y apresamiento del superpetrolero fue una decisión del Gobierno del Peñón y ha subrayado que su Ejecutivo no recibió ninguna petición de otro país para proceder a interceptar el buque contratado por Irán. “No ha habido petición política en ningún momento de ningún gobierno para que Gibraltar actuara”, aseguró al respecto el jefe del Gobierno del Peñón de Gibraltar.