Actualizado
martes, 18 junio 2019
21:35
h
URGENTE

Alrededor de cien personas murieron en un ataque ejecutado contra una ciudad maliense de mayoría dogon situada en el centro del país, según informaron fuentes locales y del Ministerio de Defensa y confirmado el Gobierno del país. Los hechos tuvieron lugar, durante la noche del domingo al lunes, en la ciudad Sobanou, que se encuentra a 26 kilómetros de Sangha y está situada en el círculo de Bandiagara, en la región de Mopti, escenario en los últimos meses de una creciente ola de violencia intercomunitaria. El alcalde de Sangha, Ali Dolo, detalló en declaraciones a France 24 que en el lugar fueron hallados 95 cuerpos calcinados y alertó de que el balance de víctimas mortales podría aumentar. Asimismo, confirmó que hay 19 desaparecidos. Según contó a Reuters: “De una población de unos 300 habitantes, solo 50 respondieron al recuento”.

El ataque habría sido obra de peul —también conocidos como fulanis— armados procedentes del vecino distrito de Bankass, quienes llegaron al municipio dogon tras anochecer, según contó a Reuters el alcalde de Bankass, Moulaye Guindo. “Hombres armados, aparentemente peul, dispararon contra la población y quemaron la ciudad”, señaló por su parte Siriam Kanouté, un responsable de la cercana Bandiagara.

En un comunicado, el Gobierno maliense confirmó el balance de víctimas y desaparecidos y responsabilizó del ataque, ocurrido “hacia las 3:00 horas”, a “hombres armados, presuntamente terroristas”. Además de los fallecidos, los asaltantes también mataron varios animales e incendiaron viviendas, precisó. “Actualmente hay desplegados refuerzos en el sector y están llevando a un amplio rastreo para localizar a los autores”, subrayó el Ejecutivo, que ha garantizó que “se adoptarán todas las medidas necesarias para detener y castigar a los autores de esta matanza”. El ataque es por ahora el segundo más cruento registrado en el país en lo que va de año, tras la matanza de 160 peul presuntamente a manos de una milicia de autodefensa registrado en Ogossagou el pasado mes de marzo. Los incidentes y enfrentamientos entre los peul con otras etnias como la dogon se han hecho cada vez más frecuentes.