Assange, detenido en Londres

El arrestro se produjo tras retirarle Ecuador el asilo que le permitía estar refugiado en su embajada

12 abr 2019 / 08:58 H.

Un tribunal londinense condenó al fundador de Wikileaks, Julian Assange, por violar los términos de la libertad condicional que Reino Unido le concedió en 2012, si bien la pena exacta no se conocerá hasta más adelante. Podría recibir hasta doce meses de cárcel.

Assange fue detenido en torno a las diez de la mañana londinense, después de que el Gobierno ecuatoriano le retirara el asilo político que le mantendría a salvo dentro de la Embajada de Londres desde hacía casi siete años. La Policía Metropolitana entró en la sede diplomática por invitación del propio embajador.

El fundador de Wikileaks fue trasladado en un primer momento a una comisaría, pero poco después compareció ante el juez Michael Snow para ser juzgado en un juicio rápido por violar los términos de su libertad condicional, incluyendo su negativa a entregarse cuando fue requerido por las autoridades británicas.

El editor australiano alegó que no tuvo una audiencia judicial justa porque el marido de la jueza que llevó el caso resultó perjudicado por las publicaciones de Wikileaks. “Eso es ridículo”, dijo Snow, que defendió a Assange como “un narcisista incapaz de superar sus propios intereses”.

El juez británico citó al fundador Wikileaks para una nueva audiencia el 2 de mayo. Hasta entonces, ordenó que permanezca bajo custodia policial. La pena exacta por violar la libertad condicional la decidirá un tribunal superior en una fecha aún por determinar, según informó el diario británico “The Guardian” y recogió Europa Press.

Assange también tiene pendiente la solicitud de extradición realizada por Estados Unidos para que sea juzgado por un cargo de conspiración para acceder ilegalmente a un ordenador federal, por lo que podría recibir una sentencia de hasta cinco años de cárcel.

El ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, explicó que Reino Unido se comprometió con el Gobierno de Lenín Moreno a no entregar a Assange a ningún país donde pueda ser condenado a pena de muerte o pueda sufrir torturas y malos tratos.

Amenazas. El ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador desveló que varias de sus Embajadas en el exterior, entre ellas la ubicada en España, recibieron amenazas tras la decisión del Gobierno de retirarle el asilo a Julian Assange.

Según recoge el diario local “El Universo”, el Gobierno ecuatoriano se puso en contacto con las autoridades de los países en cuestión para proteger a los funcionarios de sus embajadas y consulados.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores español, consultadas por Europa Press, confirmaron que la Embajada de Ecuador se puso en contacto con el Departamento y que van a colaborar para su protección.

Por otro lado, la mujer que acusó a Julian Assange de violación pidió formalmente a la Fiscalía de Suecia que reabra el caso, después de la detención del fundador de Wikileaks. “La demandante ha solicitado que la investigación preliminar por violación sea reanudada”, comunicó la Fiscalía sueca.