Actualizado
martes, 18 junio 2019
12:45
h
URGENTE

La Xixarra | El viajero busca por móvil y reserva por ordenador

Dijo un visionario —y millonario— llamado Bill Gates: “Tened cuidado con los frikis porque algún día trabajaréis para ellos”.

Ver comentarios
|
20/08/2015
  • Image

No le faltaba razón. La realidad virtual que se creó en el mundo con el ordenador y que contagió la vida de todos con internet ha hecho que la existencia del ser humano se altere para siempre. Tal es así que no son pocos los trabajos que han desaparecido a consecuencia del avance tecnológico surgiendo otros nuevos. Como ejemplo les podría decir el propio periodismo, pero me voy a las agencias de viaje. Antes, en 1990 —no hace falta irse muy lejos—, rara era la persona que se organizase unas vacaciones fuera de España por su cuenta. Era normal. Cuando mirábamos a nuestra mujer o marido y decíamos de ir a Venecia, a ninguno se le ocurría un hotel en el que pasar la noche. Ni ninguno se sabía el número de teléfono de los recomendados. Salvo que contásemos con algún amigo del que fiarnos de su grata experiencia, no podíamos organizarnos una estancia fuera de España nosotros mismos. Ni fuera de Andalucía incluso. Solo nos quedaba pedirle organización a una agencia de viajes.

¿Ahora? Ahora existe Google. Hoy en día nos fiamos de Internet y de nuestras primeras impresiones. Buscamos en Kayak, en Trivago, en Logitravel, en Rumbo y en todas las infinitas páginas que hay y nos montamos los viajes y las reservas de hotel nosotros mismos. Es suficiente introducir destino y fechas del viaje, y elegir la combinación que prefieres. Todo es mucho más sencillo. Aunque la opción de las agencias no hay que despreciarla pues también tiene su mérito el trato de primera mano y humano que te hacen. Pero la cosa ha cambiado y ahora incluso antes de ir a una agencia, primero miramos el sitio al que queremos ir por Youtube.
Fíjense si ha cambiado la cosa en apenas unos veinte años. Y tanto ha cambiado, que además de viajes, surgieron páginas como Alibaba, Ebay o Amazon. A todo esto se le llama comercio electrónico, y no deja de crecer en España pues según los últimos datos de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), ha aumentado un 24,8% en 2014, siendo el sector viajes el que más volumen de negocio genera. Por eso es interesante saber desde dónde llegan las reservas en empresas turísticas. Es interesante saberlo, porque hemos avanzado tan rápido, que si antes todas las compras por internet se gestionaban desde el ordenador, ahora también se hacen en los móviles y en otras plataformas. En el turismo rural, según el portal web de alojamientos Clubrural, aunque son los dispositivos móviles los que más visitas atraen, los ordenadores son los que tienen un mayor índice de conversión. Si desde smartphones y tablets llegan el 56,11% de las visitas (44,34% y 11,77%, respectivamente), estas se traducen en solo el 41,96% de las reservas (29,98% desde móviles y 11,98 desde tablets). Sin embargo, las visitas a través del ordenador (43,88%) generan el 58,03% de las reservas online en el portal. Es curioso pero lógico. Es más rápido de usar el ordenador y eso nos aporta mayor seguridad al hacer gestiones con nuestra cuenta bancaria y realizar un pago. Por eso, la mayoría quizás actuemos igual y realicemos búsquedas de lugares a los que viajar por nuestro móvil cuando de una conversación por Whatsapp nos surge la apetencia de trasladarnos a un lugar más relajante. Y ya después, una vez hemos elegido el sitio, realizamos la reserva con nuestro portátil.
De esto se deduce que el tamaño importa y que el viajero rural busca información desde el móvil pero cierra las transacciones en la pantalla más grande del PC. De hecho, el porcentaje de conversión se reduce según el tamaño del dispositivo: el primero es el ordenador personal, después la tablet y, por último, el móvil. Y respecto al turismo rural. Entre los datos de tráfico móvil destaca también el crecimiento del proveniente de Whatsapp, que en 2015 se ha convertido ya en la cuarta fuente de visitas a la web, tras el tráfico orgánico, el directo y el de pago CPC. Además, tras el de CPC y el orgánico, el de Whatsapp es el tercero que mejor convierte en reservas. En definitiva, el viajero rural es móvil pero le da más confianza reservar casas u hoteles rurales desde el ordenador inmóvil, seguro, al que no se le acaban los datos para navegar por internet y fijo a una red wifi.