Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
11:09
h
URGENTE

Una silla robótica para un niño de 2 años con movilidad reducida

Ver comentarios
|
08/04/2019
  • Image

Aunque muchas noticias que ocupan las primeras portadas de los medios de comunicación sean desalentadoras, hay otras que vierten un rayo de luz y nos hacen creer en la bondad humana. Este es el caso del equipo de robótica ‘Rouge Robotics’, un grupo de estudiantes de secundaria, que ha fabricado una silla de ruedas eléctrica para Cillian Jackson, un pequeño de 2 años con una condición genética que dificulta su movilidad.

Los jóvenes, que estudian en un instituto en Farmington (Estados Unidos), no dudaron en responder a la llamada que los padres del pequeño realizaron a su instituto y consiguieron transformar un coche eléctrico para niños, en una silla de ruedas funcional gracias a los planos de Go Baby Go, una marca de dinamarca que desarrolla productos que fomentan el arrastre y el gateo de calidad.

Según informa ‘New York Post’, los padres de Cillian cedieron al equipo el coche eléctrico, de la marca Power Wheels, que necesitaba una modificación ya que no encajaba con las necesidades del niño. Inicialmente el coche tenía dos palancas, una para ir hacia adelante y otra hacia atrás. Los jóvenes estudiantes lo que hicieron fue unificar una sola palanca multidireccional y así facilitar los movimientos al pequeño al permitirle ir en ambos sentidos con un solo joystick.

Otra de las modificaciones fue el cambio del asiento original que era demasiado grande para el niño pequeño, por uno de Amazon que tenía un arnés para mantener a Cillian bien colocado.Un grupo de alumnos construye una silla de ruedas eléctrica para un pequeño de 2 años con movilidad reducida

Spencer Elvebak, entrenador del equipo de robótica, aseguró en declaraciones recogidas por ‘Fox 8’ que “los estudiantes hicieron todo el trabajo” y que “el proyecto además de ayudar a cambiar la vida de un niño, ha servido como una experiencia de aprendizaje inigualable para sus alumnos”.

Por otro lado, el padre del niño, Tyler Jackson, declaró a KARE11, que al pequeño “le cuesta mucho controlar su cuerpo ya que tiene muchos síntomas que se ven en alguien con parálisis cerebral” pero que “ahora, Cillian puede explorar, descubrir y aprender como otros niños pequeños.”

Cuando la bondad sin ánimo de lucro se junta con las nuevas tecnologías ocurren sucesos que nos hacen creer en el ser humano.