Actualizado
lunes, 22 julio 2019
04:13
h
URGENTE

Sánchez pide cooperación para gobernar

PP, Ciudadanos y VOX exigen que no se retrase el intento de investidura del candidato del Partido Socialista
  • REUNIÓN. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, obligados a acercar posturas si quieren formar Gobierno.
    REUNIÓN. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, obligados a acercar posturas si quieren formar Gobierno.

El PSOE aseguró que se ha “movido” de su posición inicial de gobernar en solitario y señaló que Unidas Podemos “debe hacer lo propio” para facilitar la investidura, mientras que PP, Ciudadanos y VOX piden que no se retrasen los trámites para esta.

“La propuesta del PSOE es de cooperación, no de coalición. Unidas Podemos lo sabe”, subrayaron a Europa Press fuentes socialistas, destacando que están “a la espera” y “deseando trabajar” para el voto favorable de la formación morada.

En concreto, la propuesta de cooperación de los socialistas con Unidas Podemos sería parlamentaria, de contenidos y de representación institucional, “pero no en el Consejo de Ministros”.

“La razón de la cooperación y no la coalición, a diferencia de lo que Unidas Podemos nos dice que sí estamos haciendo en autonomías, es porque en estas últimas se suman mayorías absolutas y en el Gobierno de España no”, explicaron desde el PSOE. En este sentido, la formación que preside Pedro Sánchez apuesta por ir “a una fórmula incluyente, más abierta y razonable” para colaborar con el Parlamento “sumando más apoyos”.

Los socialistas hicieron hincapié en que “cooperación no es lo mismo que coalición” y defendieron que “no es cuestión de nombres y de vetos personales, que no existen”, sino de concepción de su planteamiento político de fondo.

Para el PSOE, un Gobierno de cooperación “puede contribuir a facilitar la investidura”.

El PP, Ciudadanos y Vox exigirán activar el control parlamentario al Gobierno en funciones y la constitución de las principales comisiones del Congreso si se sigue retrasando la investidura del candidato socialista, que desde el Ejecutivo fijaron, a priori, para la primera o segunda semana de julio.

Desde que el nuevo Congreso se constituyera el pasado 21 de mayo, la oposición vino solicitando comparecencias de diferentes ministros, singularmente del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, si bien éstas no se podían materializar debido a que aún no se constituyeron las comisiones parlamentarias para albergarlas.

Habitualmente, el Congreso de los Diputados pone en marcha estas comisiones una vez elegido el nuevo Gobierno con el objetivo de adaptarlas a la estructura ministerial decidida por el presidente de turno. Así ocurrió en las últimas legislaturas salvo en la llamada corta, que duró de enero a mayo de 2016. Entonces, la Mesa del Congreso, presidida por el socialista Patxi López, decidió activar las comisiones parlamentarias para poder controlar al Ejecutivo interino de Mariano Rajoy antes de celebrarse el primer Pleno de investidura. Pero lo hizo con la oposición de los representantes del PP, que no apoyaban que los miembros del Gobierno acudieran al Parlamento a dar cuentas de su gestión estando en funciones.