Sánchez acepta el encargo del Rey

Rivera dice que si el líder del PSOE quiere ser presidente se apoye en sus socios, Unidas Podemos y nacionalistas

07 jun 2019 / 09:54 H.

El candidato designado por el Rey para intentar la investidura, Pedro Sánchez, abrirá la semana próxima una ronda de contactos formales con los líderes de Unidas Podemos, PP y Ciudadanos por ser las formaciones que obtuvieron, tras el PSOE, más respaldo en las generales del 28 de abril y por tanto, por ser los partidos que tienen, en su opinión, una mayor responsabilidad a la hora de “facilitar o bloquear la investidura”.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, dijo haber aceptado “con honor” el encargo del Rey de formar gobierno y subrayó que “no hay otro alternativa posible” a un Gobierno socialista. “O gobierna el PSOE o gobierna el PSOE”, adelantó.

El Rey, tras las ronda de consultas con los partidos con representación en el Congreso, propuso al socialista Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno, según confirmó la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet. Conforme al artículo 99.1 de la Constitución, “después de cada renovación del Congreso, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno”. Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, transmitió al Rey Felipe VI que su partido hará una oposición “firme” al futuro Gobierno de Pedro Sánchez, cuya investidura se niega a apoyar porque argumenta que si quiere volver a ser presidente, puede obtener el respaldo de “sus socios”, Unidas Podemos y los partidos nacionalistas.

Tras el encuentro mantenido en el Palacio de la Zarzuela, en el marco de la ronda de consultas convocada por el monarca con vistas a la sesión de investidura, Rivera compareció en rueda de prensa en el Congreso. “He manifestado al Rey lo que ya dije en Moncloa al presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE, que si Cs no podía gobernar asumiríamos el resultado (electoral) como demócratas, estaríamos en la oposición y no apoyaríamos la investidura”, declaró.