Actualizado
lunes, 22 julio 2019
04:13
h
URGENTE

Reparto de bastones de mando

José Luis Martínez-Almeida y Ada Colau, alcaldes de Madrid y Barcelona
Ver comentarios
|
16/06/2019

Jornada intensa la vivida en los municipios españoles. La capital y la Ciudad Condal no fueron para menos. Los pactos ya se conocían, pero hasta que los votos, las investiduras y las juras han tenido lugar, nada se había confirmado. Así, José Luis Martínez-Almeida se proclamó alcalde en Madrid con los votos de PP, Cs y Vox. Tras subir al estrado, ha respondido de forma afirmativa al secretario del Pleno cuando le ha preguntado si aceptaba el cargo de alcalde de Madrid. A continuación, ha jurado el cargo. “Juro cumplir fielmente las obligaciones del cargo de alcalde, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”, juró el nuevo alcalde de Madrid durante la celebración del acto.

En consecuencia, la que ha sido alcaldesa durante cuatro años por Ahora Madrid, Manuela Carmena, renuncia. A pesar de intentar presentarse con la nueva plataforma Más Madrid, el partido no logró el apoyo suficiente para volver a gobernar en el ayuntamiento madrileño, por lo que la exalcaldesa presentará el lunes su renuncia al acta de concejal. De esta forma, la candidata de Más Madrid Carolina Pulido será quien ocupe el escaño en lugar de Carmena.

La despedida de Manuela Carmena consistió en un largo discurso del que fue ovacionada al final por sus compañeros de plataforma, todos en pie. Así, comenzó su intervención dando la enhorabuena a Almeida, algo que ya hizo el 26M “porque ya se sabía que iba a haber este pacto entre las tres derechas”. “Debemos cuidar la democracia”, destacó, algo que defiende todos los que, como ella, saben “lo que costó traerla a España”. “Cuidar la democracia como cuidamos los afectos, las amistades, los amores y también las instituciones, que es la estructura de paz que permite la vida social, nuestras ilusiones y el desarrollo personal”, declaró.

Por otro lado, a más de seiscientos kilómetros, Ada Colau recogía, una vez más, el bastón de mando del Ayuntamiento de Barcelona. Colau se comprometió a gobernar “para todos los barceloneses”, y garantizó en el pleno de investidura: “No seré alcaldesa independentista ni anitiindependentista”.

La nueva alcaldesa de la Ciudad Condal logró el apoyo para su investidura con los votos de los comuns, del PSC y de tres ediles de BCN Canvi-Cs. “No es la fórmula con la que nos hubiera gustado llegar a la Alcaldía”, dijo en su primer discurso como alcaldesa del nuevo mandato, durante el que ciudadanos la pitaron y abuchearon en algunos momentos desde la plaza Sant Jaume.

Sobre el apoyo del grupo liderado por Manuel Valls, candidato de BCN Pel Canvi-Cs, Colau remarcó: “No los hemos ido a buscar y en ningún momento hemos escondido que nos incomodaban”. Asimismo, admitió que esta ha sido una investidura “difíci”l que se ha producido de una forma que BComú no se hubiera imaginado.

De hecho, Valls protagonizó uno de los momentos tensos de la jornada, negándole el saludo al presidente de la Generalitat, Quim Torra, mientras que los dos concejales barceloneses del PP, Josep Bou y Óscar Ramírez, no asistieron a la tradicional recepción del presidente de la Generalitat a la nueva alcaldesa y concejales del Ayuntamiento de Barcelona tras constituirse el nuevo consistorio. Bou ya anunció en que no iba a saludar al presidente, pero la sorpresa vino cuando Valls, tras la sesión de investidura, esquivó el saludo cuando Torra le tendió la mano, mientras que los otros miembros de su candidatura sí estrecharon su mano.