Podemos aprueba la propuesta de reorganización de su Ejecutiva

Pablo Iglesias habla sobre las opciones de gobernar que tiene su partido

09 jun 2019 / 11:38 H.

Podemos aprobó con 42 votos a favor y ninguno en contra la reorganización de la Ejecutiva de Podemos planteada por Pablo Iglesias y que confirma por tanto a Alberto Rodríguez como nuevo secretario de Organización, y coloca a Pablo Echenique al frente de Secretaria de Acción de Gobierno, Acción Institucional y Programa.

Asimismo, estos cambios aprobados ratifican a Idoia Villanueva como nueva secretaria de Internacional en sustitución de Pablo Bustinduy que abandona la Ejecutiva, aúpa a Ana Marcello a la Secretaría de Círculos y Participación, y a Ione Belarra, portavoz adjunta parlamentaria, como secretaria de Coordinación Ejecutiva. Otra de las incorporaciones de la Ejecutiva es la del secretario general de Castilla y León, Pablo Fernández, que pasa a ocuparse de una Secretaría de nuevo cuño denominada de Ámbito Rural y España Vaciada.

Esta reorganización llega tras la debacle electoral de las municipales y autonómicas y fue apoyada por el grueso del Consejo Ciudadano Estatal, ya que solo hubo seis abstenciones. Supone además la salida de Auxiliadora Honorato que estaba al frente de la Secretaría de Administraciones Públicas.

Gobierno. Iglesias valoró la posibilidad que tiene Podemos de entrar en el Gobierno de comunidades autónomas como Comunidad Valenciana, La Rioja, Baleares o Canarias. Según detalló, en Valencia las negociaciones que dirige Rubén Martínez Dalmau llevan a pensar que habrá tripartito con PSOE y Compromís, en Baleares con un Ejecutivo en el que estarán al menos con PSOE y en Canarias se abre “la posibilidad histórica” de armar un gobierno alternativo “al régimen de Coalición Canaria”.

En el caso de La Rioja, desde el partido “morado” creen que se puede acabar con 24 años de dominio del PP. Para Iglesias, la disposición del PSOE para negociar en estos territorios es buena, pero calificó de “surrealista” el panorama que se abre en Aragón, donde puede darse una situación de ingobernabilidad.

En clave nacional, reconoció que “gobernar tiene riesgos” y más si el socio cuenta con más apoyos que el de su formación.