Actualizado
miércoles, 24 julio 2019
02:59
h
URGENTE

La abstención de ERC gana enteros para la investidura

Pedro Sánchez superaría así la primera votación para ser presidente en el Congreso de los Diputados
  • AVISO. Gabriel Rufián sostiene que la abstención en la investidura no será gratis.
    AVISO. Gabriel Rufián sostiene que la abstención en la investidura no será gratis.

La posible abstención de ERC gana enteros como fórmula más factible para que el socialista Pedro Sánchez supere su investidura en el Congreso, aunque sea en segunda votación, donde sólo se requieren más votos a favor que en contra. La sintonía en temáticas sociales y la voluntad de diálogo exhibidas tanto por la ‘número dos’ del PSOE, Adriana Lastra, como por el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, tras un encuentro en el Congreso de los Diputados han generado expectativas en torno a la disposición inicial de los republicanos a permitir con su abstención que la investidura prospere. Lastra recordó que ambas formaciones comparten una “agenda social” y que, en este año en el que Sánchez lleva al frente del Gobierno, ERC ha votado a favor de la práctica totalidad de los decretos leyes presentados por el Ejecutivo. También es cierto, eso sí, que fueron los republicanos quienes, junto con el PDeCAT, tumbaron el proyecto de Presupuestos de Sánchez que propició el adelanto electoral. Con Unidas Podemos y ERC, los socialistas sumarían 180 escaños con los que rebasarían la mayoría absoluta necesaria para la investidura en la primera votación y para sacar adelante después leyes orgánicas de carácter netamente social. Sin embargo, ese escenario no se considera realista dado el conflicto político catalán y el juicio del procés. Ahora bien, Rufián abre la puerta a la posibilidad de una abstención de ERC, si bien advirtió de que este gesto no sería en ningún caso un cheque en blanco al Gobierno de Sánchez, sino que exigiría diálogo. El PSOE tiene ya firmado el apoyo del diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y, si amarra también los 42 votos de Unidas Podemos y el de Compromís, ambos socios de gobierno en la Comunidad Valenciana, Pedro Sánchez sumaría 167 votos a favor. Esta cifra más la abstención de ERC ya le permitiría superar la investidura en segunda votación, donde sólo precisa más votos a favor que en contra. En todo caso, Pedro Sánchez puede llegar a los 173 votos a favor si recaba además el apoyo del PNV, partido con el que los socialistas ya han pactado gobernar las capitales y diputaciones vascas. Concluida la ronda de contactos, el PSOE ya tiene asegurados 147 votos en contra del PP, Ciudadanos y Vox, a los que habría que añadir los dos de Coalición Canaria, que no piensan facilitar ningún acuerdo de gobierno o de programa en el que esté Podemos. Además de la abstención de ERC, el líder del PSOE tiene encima de la mesa otras opciones. También le valdría con la abstención de los dos diputados de UPN, que exigen como contrapartida que los socialistas navarros renuncien a intentar gobernar la comunidad con la abstención de Bildu.

Colau defiende el acuerdo con el PSC

La alcaldesa en funciones de Barcelona y candidata a la reelección, Ada Colau, defendió ayer acordar un ejecutivo con el PSC con ella de alcaldesa, para lo que en la investidura necesitará tres votos del grupo liderado por Manuel Valls, que Colau dijo que son “regalados”. “Es una cuestión que no nos gusta, no nos lo hubiéramos imaginado nunca, y nos ha hecho dudar mucho y debatir internamente”.

Cs y PSOE se reparten alcaldías

El acuerdo entre Cs y PSOE pasa por repartirse el bastón de mando en las capitales de Ciudad Real y Albacete a razón de media legislatura para cada partido, mientras que el partido de Rivera apoyará un Gobierno de los socialistas durante toda la legislatura, según confirmaron a Europa Press fuentes de la negociación de ambos partidos. De esta manera, el PP perdería la Alcaldía de Albacete y los socialistas, como la fuerza más votada, también conseguirían Ciudad Real.