Actualizado
lunes, 15 julio 2019
22:12
h
URGENTE

La dirección nacional del PP admite que habrá cambios en el Grupo Popular del Congreso y el Senado porque se prevé que algunos parlamentarios pasen a formar parte de Gobiernos autonómicos y lleguen nuevos senadores de designación autonómica. Esas modificaciones se extenderán a la cúpula del PP que acompaña a Pablo Casado desde julio de 2018, cuando ganó el congreso extraordinario del partido que eligió al sucesor de Mariano Rajoy, según fuentes populares.

El líder del PP tiene previsto convocar una Junta Directiva Nacional en julio para ratificar los pactos postelectorales sellados tras las elecciones autonómicas y municipales del mes de mayo y anunciar los portavoces parlamentarios en Congreso y Senado. Casado no ha dado pistas de quién puede ocupar la portavocía del Congreso, puesto clave en esta nueva legislatura del PP en la oposición y con Cs a solo nueve escaños de distancia. En las quinielas aparecen nombres como la diputada por Barcelona Cayetana Álvarez de Toledo o la exalcadesa de Logroño Cuca Gamarra, entre otros. Hasta ahora, la dirección nacional del PP se ha limitado a señalar que cualquiera de sus 66 diputados puede ocupar ese puesto. Ayer mismo, el secretario general del PP, Teodoro García-Egea, repitió ese mensaje subrayando que en el banquillo del PP hay “personas de reconocida experiencia y trayectoria” que han sido presidentes de diputación, consejeros o diputados en legislaturas anteriores.

“Vamos paso a paso”, dijo García-Egea en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, en la que recordó que ahora hay que “terminar el proceso de pactos y conformación de gobiernos”, dado que “puede haber personas que pasen del Senado o el Congreso a los gobiernos”.

Además, García Egea recordó que tiene que terminarse el proceso de incorporación de los senadores autonómicos al Senado”, que será en julio. Según añadió, todos esos procesos abiertos pueden “alterar la composición de los grupos parlamentarios”, según reconoció este lunes en RNE.

“Una vez que termine este proceso, nosotros culminaremos este proceso de los portavoces del Congreso y Senado”, manifestó. Preguntado si entre esas personas está Álvarez de Toledo, respondió: “Por supuesto”. En los últimos días, fuentes del PP consultadas por Europa Press admiten que la diputada del Grupo Popular por Barcelona puede tener más opciones de ocupar ese cargo después de Pablo Casado haya salido reforzado en su política de pactos postelectorales. Sin embargo, esta elección despierta recelos en destacados cargos territoriales del PP, que prefieren un perfil más moderado al considerar que “la remontada” del partido en las autonómicas y municipales tras el descalabro de las generales se debe al “giro al centro” de las últimas semanas.

Fuentes del PP dan por sentado que el anuncio de los portavoces parlamentarios y los comités de dirección de los grupos irá acompañado de una remodelación en la cúpula del partido con cambios en las vicesecretarías y secretarias ejecutivas, según han señalado fuentes “populares”. Por ejemplo, si la vicesecretaria de Política Social, Cuca Gamarra, fuera designada portavoz del Grupo Popular en el Congreso, dejaría su cargo en “Génova”.