URGENTE

Discordia entre PSOE y Podemos

Lastra:“Pablo Iglesias no puede pretender un gobierno paralelo a su servicio”
Ver comentarios
|
17/07/2019
  • GOBIERNO. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el Congreso de los Diputados.
    GOBIERNO. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el Congreso de los Diputados.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, acusó ayer al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de haberse “negado a negociar” desde las elecciones generales y de haber perseguido como único objetivo “imponer” al candidato socialista la presencia de determinados miembros de Podemos en el Consejo de Ministros. “No puede pretender tener un gobierno paralelo a su servicio”, le avisó. Así lo dijo la también portavoz del Grupo Socialista en el Congreso tras la reunión que mantuvo con su homólogo de ERC, Gabriel Rufián.

Lastra aprovechó para replicar a las declaraciones realizadas este martes por Iglesias y lo hizo en un tono muy duro, reprochándole que sólo haya querido “hablar de los nombres del Consejo de Ministros”. “No está a la altura de las circunstancias quien se niega a negociar y no es capaz de ceder en absolutamente nada”, remarcó.

Por otro lado, Unidas Podemos evitó este martes aclarar si votará ‘no’ en la investidura de Pedro Sánchez si no alcanza antes un acuerdo para gobernar en coalición con el PSOE, dejando abierta así una puerta a su abstención. Además, volvió a pedirle que retome las conversaciones y deslizó que en esa negociación se priorice la discusión sobre el programa y sea “después” cuando se hable de quién debe conformar el Gobierno de coalición que siguen reclamando los ‘morados’.

Así lo explicó en el Congreso, la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, quien, eso sí, insistió en que ellos están dispuestos a sentarse con los socialistas en cuando “levanten sus vetos y sus líneas rojas”.

Montero hizo hincapié en que su formación no renuncia a la “negociación integral” que habían reclamado desde el principio, pero abriendo la puerta a que se empiece hablando del “para qué” y que “después” se aborden los nombres de las personas elegidas para aplicar ese eventual programa. Este método de negociación es el que venía proponiendo el PSOE antes de que Sánchez diera por rotas este lunes las negociaciones con Podemos.

Preguntada si el líder de Podemos, Pablo Iglesias, estaría dispuesto a “dar un paso atrás” para desatascar las negociaciones, Montero respondió que ojalá se estuviese ya “en un momento en el que estuviese hablara de los equipos”.

Tras subrayar que el propio Sánchez ya había dejado claro que era “mentira” que Iglesias hubiese reclamado la Vicepresidencia del Gobierno, como se filtró desde el PSOE, Montero emplazó a los socialistas a “reabrir las negociaciones levantando sus vetos y sus líneas rojas” para que puedan sentarse a hablar de gobierno.

“Lo importante, lo primero que se tiene que definir es para qué vamos a gobernar, los para qué no se separan de quién hace las cosas, por eso apostamos por una negociación integral, pero nos apetece sentarnos a hablar por fin de cómo vamos garantizar el empleo estable y que baje la factura de la luz y eso implica hablar de las medidas y de quién lo va a ejecutar”, remarcó.

Podemos afea a Sánchez su ruptura unilateral de las negociaciones

En Comú Podem y Galicia en Común, las confluencias territoriales de Podemos, reprocharon ayer al presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, que dé por rotas las negociaciones con Unidas Podemos antes incluso de haber empezado a hablar. “Es como una pareja te deja antes de empezar a salir”, ilustró la portavoz de Galicia en Común, Yolanda Díaz.

En los pasillos del Congreso, tanto Díaz como su homólogo de En Comú, Jaume Asens, criticaron que Sánchez hubiera dado un “portazo” a Unidas Podemos, grupo que integran junto a Podemos, IU y Equo, sin haber empezado la negociación, por lo que le pidieron que “rectifique” porque, según defienden, “hay mimbres” para concitar un acuerdo de progreso. Para ello, según apuntó Díaz, lo que hace falta es “voluntad para negociar” y que el PSOE deje de seguir pidiendo la abstención del PP y Ciudadanos porque, a su juicio, España no se merece un acuerdo por la “pasiva” de la derecha “cavernícola” de nuestro país.