Detenida por simular el robo de su propio vehículo

El delito está tipificado en el artículo 457 del Código Penal

26 nov 2022 / 18:10 H.
Ver comentarios

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Huesca a una mujer, vecina de la capital altoaragonesa, como presunta autora de un delito de simulación de delito, por fingir el robo de su propio vehículo.

La mujer acudió a las dependencias policiales de Huesca para denunciar la sustracción de su coche, comunicando que se encontraba en el depósito municipal de vehículos de la ciudad, según han indicado desde la Comisaría Provincial de Huesca.

De acuerdo con esta información, los agentes comprobaron que dicho turismo había sido retirado el día anterior a la interposición de la denuncia por agentes de la Policía Local de Huesca, quienes arrestaron a su conductor por carecer de carnet, estar bajo los efectos de sustancias estupefacientes y sin la ITV en vigor.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Brigada Provincial de Policía Judicial de Huesca han revelado que el conductor del vehículo cuya sustracción había sido denunciada era la expareja de la acusación y que el uso del vehículo era permitido por la misma.

También que el motivo de alertar a la Policía Nacional del robo era poder retirar su vehículo del depósito municipal evitando el pago de las tasas municipales. Por tal motivo, se ha procedido a detener a esta mujer como presunta autora de un delito de simulación de delito, quedando después en libertad con cargos a la espera de juicio.

DELITO TIPIFICADO EN EL ARTÍCULO 457 DEL CÓDIGO PENAL

La Policía Nacional ha recordado la responsabilidad penal en la que incurren las personas que denuncian haber sido víctimas de delitos a sabiendas de su falsedad.

Fingir ser víctima de una infracción penal o denunciar una inexistente está recogido en el artículo 457 del Código Penal, entre los delitos contra la Administración de Justicia, y penado con una multa de seis a doce meses.

Por su parte, los agentes investigan todas las denuncias que se realizan para actuar en consecuencia contra los presuntos autores, pero si se demuestra la falsedad de lo manifestado, la supuesta víctima se convierte en autora de una infracción penal. Si los hechos denunciados son falsos, se imputa y, en ocasiones, se detiene a los denunciantes poniéndolos a disposición de la justicia.

Además, hay que resaltar que estas manifestaciones fraudulentas provocan que se inviertan recursos humanos y materiales en una falsedad, restando esta dedicación a la investigación de ilícitos efectivamente cometidos sobre las víctimas reales.

En caso de que el objeto de la acusación falsa sea poder dar cuenta a algún tipo de seguro para recibir indemnización, se cometería otro delito añadido, en este caso, delito de estafa a la entidad aseguradora.

Diario JAÉN
España