Cierra el Valle de los Caídos para preparar la exhumación

La intención es extraer los restos de Franco entre el 18 y 22 de este mes

12 oct 2019 / 10:45 H.

El Gobierno cierra desde ayer, a las 18:00 horas, el Valle de los Caídos con la intención de ejecutar la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco “entre el 18 y el 22 de octubre”, informaron fuentes del Ejecutivo. La orden para el cierre temporal, pero inmediato, del Valle figura en el acuerdo definitivo aprobado este viernes por el Consejo de Ministros con el que se pone punto y final a un procedimiento iniciado hace un año y que se ha topado con múltiples obstáculos consecuencia de los numerosos recursos planteados por la familia de Franco y su entorno, que se opusieron desde el principio a la exhumación. Pero con el aval del Tribunal Supremo al proyecto puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez, el Ejecutivo tenía ya vía libre para ejecutar la operación. Sólo faltaba anunciar la fecha y el día concreto.

Sin embargo, y pese a lo que tanto Sánchez como la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, venían sosteniendo en los últimos días, la decisión del Consejo de Ministros de ayer viernes no establece el día concreto de la exhumación, sino un plazo para acometerla que va desde este mismo 11 de octubre al próximo día 25. Calvo atribuye este cambio de criterio a que el Gobierno necesita “días para tener el Valle de los Caídos cerrado, con condiciones de seguridad, con las decisiones técnicas para llevar a cabo esta operación” que concluirá con la reinhumación de los restos del dictador en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo. “Antes del día 25 de octubre, Franco no estará en el Valle de los Caídos” sino “en un lugar discreto, en el ámbito de su familia, y nadie podrá enaltecer a un dictador en la democracia española”, subrayó. “Todo lo demás es tan secundario”, zanjó. El acuerdo del Consejo de Ministros especifica que “con al menos 48 horas de antelación” se avisará a la familia de la fecha y hora concreta de la exhumación, que propondrá la vicepresidenta al presidente para que dé el “último OK”. Con la misma antelación, añade Calvo, se informará también a los medios de comunicación, que podrán ser testigos de la salida de los restos de la Basílica desde la explanada del Valle. A la familia se le permitirá estar presente, si así lo desea, en la exhumación, traslado e inhumación, cuando se podrá celebrar “una breve e íntima ceremonia acorde con sus preferencias religiosas”, precisó.