Calvo quita hierro al “relator”

La vicepresienta cree que es hora de afrontar una “salida política” para Cataluña

07 feb 2019 / 09:06 H.

El Gobierno asume que ha llegado la hora de empezar a “afrontar” el problema político que se vive con el independentismo en Cataluña y de hablar de “salidas políticas”, una vez que en la comisión bilateral Estado-Generalitat ya se ha hablado de cuestiones como las infraestructuras o los desistimientos de ciertos recursos ante el Tribunal Constitucional por invasión de competencias.

Así lo reconoció la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, que aclaró que el marco de diálogo del Gobierno con la Generalitat catalana —también para buscar una salida política a la crisis en Cataluña— será exclusivamente la Comisión bilateral prevista en el Estatut. Pero como “complemento” a este diálogo, defendió la creación de una mesa de partidos en Cataluña como foro alternativo, “menos riguroso y constreñido” que la Comisión y con participación de más actores en el que puedan sentarse formaciones que no están ni en el Gobierno de España ni en el de Cataluña.

La creación de esta mesa de partidos es fruto del acuerdo alcanzado entre Calvo con sus interlocutores en el Govern, con los que se ha reunido en varias ocasiones en los últimos tiempos: el vicepresidente Pere Aragonés y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi. En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Calvo compareció para aclarar el alcance de la polémica figura del “relator” que el Gobierno ha aceptado como coordinador de los trabajos de esa mesa de partidos, un elemento que ha suscitado las críticas no sólo de PP y Ciudadanos, sino también de dirigentes del PSOE, como los presidentes de Aragón, Javier Lambán, o Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Calvo enmarcó las críticas en el seno de su partido a la “desinformación” de estos cargos socialistas —que asumió como autocrítica— y aclaró que el relator en ningún caso estará presente en las reuniones de la Comisión bilateral Estado-Generalitat, sino sólo en la mesa de partidos. Serán de hecho los propios partidos los que elijan a esta persona, que intentará ayudar al diálogo —convocando las reuniones, orientando los debates y recapitulando lo hablado— sin remuneración alguna. No obstante, Calvo señaló que la preferencia del Gobierno es que este relator fuera un hombre o una mujer catalana, con conocimiento de la situación territorial en España. La vicepresidenta también aclaró que los socialistas estarán representados en esta mesa de partidos por los compañeros del PSC, si bien no precisó cuáles serían el resto de formaciones que participarían en este nuevo foro.

La vicepresidenta hizo una defensa cerrada de la necesidad de “dialogar” también con quien está en las “antípodas” de uno, como ocurre en el caso de los socialistas y los independentistas. Además, tildó de irresponsable la actitud que adoptó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, que, en su opinión, no hizo nada para favorecer ese diálogo.