Una sorpresa agradable

Javi Lobato cuenta con minutos en el Real Jaén antes de lo que él esperaba

09 oct 2019 / 11:06 H.

Cuando empezó la temporada casi nadie creía que Javier Lobato Fernández (Sevilla, 11 de junio de 1999) iba a tener protagonismo en el comienzo de la campaña. Su juventud —tiene 20 años— y su falta de conocimiento de la categoría y el grupo podían perjudicarle a la hora de ganarse un puesto en el Real Jaén, pero el defensa central se ha convertido en uno de los futbolistas que han dispuesto de más minutos en el comienzo de la campaña. Acredita 450 en cinco de los siete partidos que se han celebrado. Primero formó pareja con Ramón Ruiz y ahora lo hace con el alicantino Mauro Lucero. Está feliz por la confianza que le transmite Alberto González. El preparador malagueño ya lo felicitó en la rueda de prensa después de la victoria conseguida contra el Vélez (4-0). El Real Jaén acredita 412 minutos sin recibir un gol y Lobato entiende que es fruto del trabajo colectivo que desarrolla el equipo. “Hemos mejorado con relación a las jornadas iniciales y los resultados ya se ven. Me siento contento por las oportunidades que concede el entrenador. Reconozco que no creía que iba a disponer de tantos minutos al comienzo, aunque uno siempre se entrena y trabaja con la misión de luchar por la titularidad”, argumenta el sevillano.

El defensa, que también puede jugar en el centro del campo, destaca los resultados logrados y el excelente segundo tiempo frente al Vélez CF. “Rendimos a la perfección se ganó cuatro a cero y, además, no le concedimos ocasiones a un rival que cuenta con futbolistas de calidad y con futbolistas de largo recorrido”, argumenta Lobato, que se congratula de las cuatro victorias obtenidas como local. “Es el camino a seguir, pero hasta el momento la trayectoria es regular como local y se han ganado con autoridad los cuatro compromisos jugados”, se alegra.

El sevillano no cree que fuera el “damnificado” por la derrota en el campo del Motril, la única de la temporada, después de un primer periodo en el que el Real Jaén concedió demasiadas ocasiones al conjunto de la Costa Tropical. “No me considero el sacrificado por esa derrota. Respeté la decisión del entrenador y estar dos partidos fuera del equipo me sirvió para seguir trabajando más si cabe. Los importante es el bien del equipo y que los marcadores acompañen”, comenta.

La plantilla regresa hoy a los entrenamientos—diez de la mañana en la Universidad de Jaén—para preparar el compromiso del domingo en el campo del Huétor Tájar, un rival que llega en una situación delicada después de la goleada recibida en el campo del Loja (5-0), que le ha costado el puesto al técnico Antonio Sánchez Frías. El linarense Manuel José Moreno, “Rizos”, está en la terna de posibles sustitutos.