Actualizado
lunes, 15 julio 2019
22:12
h
URGENTE

Un piloto de altos vuelos

Jorge Alcaide destaca a los 13 años en motocross y se inicia con Maikel Melero en los saltos de freestyle

El mundo de las motos le apasiona y vive un carrusel de sensaciones cada vez que entrena o participa en una competición oficial en la provincia o en otros municipios andaluces. Jorge Alcaide Utrera (Orcera, 13 años) practica el motocross desde hace cuatro campañas. No representa el caso de precocidad de otros corredores que a los 4 o 5 años ya tienen un contacto permanente con máquinas de cilindradas pequeñas. Alcaide es un piloto de motocross que está en perfecta evolución y que busca mejorar los resultados con los medios que dispone en la actualidad, dos motos Husqvarna, la última de ellas adquirida recientemente y que origina que tenga más alternativas cuando surjan dificultades en las carreras. La promesa del motocross ya ha dejado su sello con el primer puesto conseguido en el Interprovincial Granada-Jaén y con el segundo en el Córdoba-Jaén. Su meta es progresar en el Andaluz y competir en pruebas del Campeonato de España. Jorge reside en Orcera, pero se desplaza a Torres a un circuito en el que busca el impulso para estar con las mejores promesas de 85 centímetros cúbico. En ese esfuerzo se fija en Ángel Serrano, un piloto de la capital del que aprende, y José Ramón Molina, natural de Hornos, que participa en el Nacional de Enduro. Esa pasión que exhibe también le permite conocer otras modalidades. Se ha iniciado en el freestyle con un profesor de lujo, el campeón del mundo Maikel Melero. El albaceteño pasó por la misma situación que Alcaide y por este motivo le presta su ayuda y le ofrece consejos importantes. ¿Cambiará de modalidad en el futuro? Isabel Utrera, su madre, asegura que se encuentra esperanzado en brillar en el motocross, aunque le seduce la idea de protagonizar saltos y acrobacias con su moto. “Maikel es un encanto y se ha volcado con Jorge desde el principio. Incluso le ha regalado equipación deportiva, por lo que le estamos muy agradecidos”, asegura su progenitora. Sus clases de freestyle las recibe en el circuito que tiene Melero en Cotillas (Albacete), un municipio cercano a Siles, en el que reside actualmente. “Es pequeño aún para participar en pruebas y hay que comprobar su evolución”, argumenta Isabel Utrera. Melero es fiel reflejo de humildad y constancia. Fruto de su lucha se ha situado en la élite mundial. Jorge Alcaide desea seguir sus pasos.