URGENTE

Un campeón de Europa insaciable

Matteo Trentin deja su sello en Torredonjimeno con una victoria en un esprint masivo

Es uno de los actuales reyes de la velocidad del ciclismo internacional. Las cuatro victorias en la última edición de la Vuelta a España y el título de campeón de Europa fueron la tarjeta de presentación de Matteo Trentin para aspirar al triunfo en Torredonjimeno, que después de 29 años fue final de la Ruta de Andalucía por su segunda vez en su historia. Trentin tomó el relevo del alemán Olaf Ludwing y en la Avenida de Jaén se coronó como ganador después de imponerse a otro especialista como es Danny Van Poppel, un corredor de la escuela holandesa y que combina elegancia con potencia.

Matteo Trentin llegó resguardado al municipio tosiriano por sus compañeros del Mitchelton, pero tuvo que hacer un esfuerzo extra ante la aparición sorprendente de Iván García Cortina, un ciclista que representa a la nueva hornada española. El deportista del Bharain buscó aprovechar un repecho situado 200 metros antes de la llegada, pero su ataque, que fue demasiado pronto, no tuvo el efecto deseado y se tuvo que conformar con el tercer puesto.

Tim Wellens mantiene el liderato logrado en Alcalá de los Gazules (Cádiz). El jefe de filas del Lotto estuvo bien resguardado en una etapa de 216 kilómetros que empezó en la Plaza de España de Sevilla con la noticia de que habían sustraído doce bicicletas al equipo francés Vital Concept, que sigue en carrera debido a que le cedieron bicis Ciclos Cabello, Fundación Ciclista Euskadi, Euskadi- Murias y Orbea. Las gestiones de la organización también resultaron claves para que la situación se solventara en solo unas horas.

Juan Antonio López-Cózar (Euskadi-Murias), Dmitry Zhigunov (Fundación Euskadi) Mattia Viel (Androni Giocattoli), Umberto Orsini (Bardiani), Kevin Van Melsen (Wanty-Gobert) y Kulikovskiy (Gazprom-Rusvelo) se convirtieron en los protagonistas del día al protagonizar una escapada nada más producirse la salida desde la capital sevillana, pero que terminó antes del alto de Porcuna, a 25 kilómetros para la meta.

Desde el primer momento se produjo entendimiento entre los seis corredores fugados con relevos constantes, lo que originó que se logrará una distancia de 7 minutos y 30 segundos por el paso de Lora del Río, aún en Sevilla.

A partir de ahí, el pelotón empezó a reducir las diferencias comandados por el Lotto Saudal, el equipo de Tim Wellens, el líder de la clasificación general, que no quería sorpresas y de esta forma, en el kilómetro 100 a 116 de la meta de Torredonjimeno, la ventaja ya solo era de 2.30.

A falta de 25 kilómetros fueron neutralizado sdebido al trabajo del Mitchelton Scott y el Astana, los dos grupos deportivos mas fuertes de la sesenta y cinco edición de la Vuelta a Andalucía. Los especialistas españoles, como Juan José Lobato, Mariano Rojas y Carlos Barbero, buscaron colocarse en una posición para luchar por la victoria, pero fue imposible y solo Barbero tuvo alguna opción y termino duodécimo, mientras que Lobato, que esta campaña sigue en el Vini Fantini italiano, se dejó ver al saltar a unos 300 metros para le meta, pero su movimiento no tuvo la contundencia necesaria.

Matteo Trentin no dio opción en el esprint en la víspera de la segunda etapa en la provincia jiennense, una contrarreloj de 16 kilómetros entre Mancha Real y La Guardia, dos municipios que, al igual que Torredonjimeno, mantienen una estrecha vinculación con la ronda andaluza debido al compromiso de sus dos ayuntamientos. La crono, con Sierra Mágina como testigo del espectáculo ciclista, puede servir para marcar las primeras diferencias importantes en la clasificación general en la antesala de la decisiva jornada en la provincia de Granada, en la que los escaladores tendrán su espacio reservado para buscar un triunfo que quizá decida la sesenta y cinco edición de la Vuelta a Andalucía. Willens y su equipo están preparados para las hostilidades que desatará el Astana, que tiene a tres representantes entre los ocho primeros clasificados.

Personalidades
del ciclismo y la política en la meta

La meta instalada en la Avenida de Jaén reunió a personalidades del ciclismo y de la política, que no se quisieron perder la llegada de la segunda etapa de la Vuelta a Andalucía. La presencia de Javier Guillén, director de la Vuelta a España, y de Pascual Momparler, seleccionador nacional, fue una sorpresa agradable para los aficionados. Guillén estaba recién aterrizado de Holanda, país que acogerá tres etapas en 2020. Momparler quería seguir en directo la carrera y comprobar el estado de forma de los españoles. En la zona también estuvieron José Anguita, presidente del Club Ciclista Tosiria, y Manuel Moreno, el director general de la Clásica Ciudad de Torredonjimeno, que se disputará el 31 de marzo y será puntuable otra vez para la Copa de España. El alcalde de Torredonjimeno, Manuel Anguita, y el teniente de alcalde, Juan Ortega, ejercieron de perfectos anfitriones de Raquel Morales y Antonio Sutil, nuevos delegados de la Junta de Andalucía de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, y Educación, Deportes, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, respectivamente.