URGENTE

Mujeres bandera que guían a las promesas

Cuatro jugadoras representan el espíritu de sacrificio para llegar a la élite del fútbol femenino

El Atlético Jiennense es historia viva del fútbol femenino y pionero junto a otros colectivos de facilitar la incorporación de la mujer a practicar la modalidad 7 y 11. Ni las dificultades económicas impiden que la entidad que ahora preside Tamara Robles consiga éxitos en las competiciones provinciales. Las jugadoras de las categorías inferiores y las sénior viven momentos de felicidad por los resultados conseguidos en las últimas semanas. Las cadetes vencieron en la fase final de la Liga Provincial al Ciudad Jardín, el Linares CF 2011 y la Escuela Municipal de Villacarrillo. Ese primer puesto demuestra que el colectivo completa un excelente trabajo con las promesas. Quizá alguna de ellas llegue a la élite y emule a la alcaudetense Celia Jiménez, a la jiennense Raquel Pinel, a la porcunense María Alharilla o a la tosiriana Amparo Gutiérrez, las cuatro futbolistas de la provincia que más lejos han llegado y que han vestido la camiseta de la selección española en distintas categorías. Ellas son un espejo en el que mirarse en el futuro, porque tres de ellas han militado en el club bien con la actual denominación o cuando se llamó Real Jaén en la Superdivisión. El último éxito del Atlético Jiennense llegó hace unas semanas cuando se aseguró el título de campeón de la Segunda Andaluza de fútbol sala en una maravillosa recta final en la que ha superado al Bedmar, otro conjunto que ha protagonizado una campaña marcada por la regularidad. El cuadro entrenado por José Cañas y Manuel Jesús Contreras sumó 64 puntos con 21 partidos ganados, uno empatado y dos perdidos, con 138 goles marcados y solo 30 encajados. Las jugadoras saborean el ascenso a Primera Andaluza, categoría en la que militan el Martos FS, el Ciudad Jardín o La Circunstancia de la capital. Para poder jugar en la máxima categoría andaluza la presidenta, que también es jugadora, pide el apoyo del tejido empresarial para hacer frente al proyecto. “Es un reto precioso y deseamos dar el salto de categoría. Somos un club que trabaja con la cantera y en el que han militado jugadoras de prestigio que ahora brillan en la élite”, indica.

Antes de que surgiera el liderazgo y la garra de Amparo, la habilidad entre líneas de María Alharilla, la capacidad goleadora de Raquel y el trabajo constante de Celia, el fútbol femenino tuvo que abrirse paso con un grupo de técnicos, como Julián de la Chica, Francisco Badillo y José Márquez, en tiempo en que se jugaba en campos de césped artificial. Eva López, Verónica Alcántara, Rosa Berrios o Ana Belén Jurado, María del Carmen Ocaña, que también fue presidenta, la portera Sarita y María del Carmen Ocaña y María Lechuga dejaron su sello personal en tiempos complicados por la falta de medios.

El mérito de estas jugadoras es extraordinario si se tiene en cuenta que Jaén es una de las provincias andaluzas con menor número de licencias y de equipos federados. Según los últimos datos de la Federación Jiennense de Fútbol, hay un total de 229 fichas femeninas, muy lejos de las 440 que se tramitaron en la temporada 10/11. La cifra se mantuvo las siguientes campañas hasta caer en la 13/14 a 225. El pasado curso, por ejemplo, no hubo competición en las categorías juvenil e infantil, ya que no se gestionó ni una sola licencia. Este dato contrasta con el aumento en el número de mujeres que acuden a los estadios, sobre todo a La Victoria y a Linarejos, lo que demuestra que, con el paso del tiempo, el fútbol ha dejado de ser un mundo exclusivo del hombre. El presidente de la Federación Jiennense, Ildefonso Ruiz, reconoce que el fútbol femenino sigue siendo una asignatura pendiente, si bien es cierto que, desde su punto de vista, se han dado pasos muy importantes en los últimos años, sobre todo, gracias a los éxitos de la selección española y de jugadoras como Celia, Raquel, Amparo y María Alharilla.

Celia Jiménez
idcon=12232292;order=12

La alcaudetense es actualmente la abanderada del fútbol jiennense después de jugar el Mundial de Canadá con la selección española sénior. Celia Jiménez, que milita en el Alabama de Estados Unidos, busca jugar el Campeonato de Europa de 2017. España es líder de su grupo y la defensa se ha afianzado en el puesto de lateral derecho. La deportista ganó la Liga de Estados Unidos en su debut con los Reivers de Iowa, pero con anterioridad se proclamó campeona de Europa sub 17 con la selección española y fue subcampeona hace dos años con la sub 19.

María Alharilla
idcon=12232283;order=16

Es una de las delanteras más cotizadas de la Liga Femenina, no solo por los goles marcados, sino por el trabajo que ofrece en el campo y en el vestuario del Levante. La internacional María Alharilla Casado Morente, nacida en Porcuna hace 25 años, cumple su cuarta campaña en el equipo valenciano, después de su paso por el Atlético Jiennense, el Real Jaén y el Sporting de Huelva, con el que marcó 12 tantos. Ahora es una jugadora básica en el Levante, uno de los clubes más fuertes del torneo, con el que ha marcado 25 goles en cuatro temporadas, aunque esta aún no ha concluido.

Raquel Pinel
idcon=12232515;order=20

La jugadora de la capital mantiene un idilio permanente con el gol y en dos temporadas ha marcado más de 50 tantos con el Aldaia de Valencia, que se ha quedado a las puertas del ascenso a Superdivisión, categoría en la que ha militado con el Real Jaén, el Sporting de Huelva, el Valencia y el CE Sant Gabriel. Raquel Pinel, a sus 21 años, puede presumir de un palmarés envidiable con las categorías inferiores de la selección española. Es dos veces campeona de Europa sub 17, tercera en el Mundial de Trinidad y Tobago de esta categoría y segunda en el Europeo sub 19.

Amparo Gutiérrez
idcon=12232511;order=24

La tosiriana se retiró hace tres años, pero ella enseñó el camino a las jugadoras de la provincia cuando fichó por el Estudiantes de Huelva tras su paso por el Jocker de fútbol sala. Allí tuvo la oportunidad de debutar en la élite del fútbol femenino, aunque el club de sus amores es el Sevilla FC, en el que completó una excelente trayectoria como jugadora, entrenadora y recogepelotas en los partidos del conjunto de Unai Emery. Ella fue una de los principales apoyos de Celia Jiménez, que antes de emprender la aventura americana, formó parte del cuadro sevillista en Superdivisión.