Actualizado
martes, 18 junio 2019
02:06
h
URGENTE

Mati Díaz, el jugador que nunca pierde la sonrisa

El argentino es un embajador del pádel y a sus cuarenta años ya está en cuartos de final en Jaén
Ver comentarios
|
24/05/2019
  • ESTRENO. Mati Díaz, en el acto en el Castillo de Santa Catalina.
    ESTRENO. Mati Díaz, en el acto en el Castillo de Santa Catalina.

Miraba con interés cada rincón del Castillo de Santa Catalina, porque sabía que entre sus torres, salas y almenas se ha escrito la historia de la ciudad. Él es un embajador del pádel y exhibe un carisma y una personalidad arrolladora. Sostiene una pala y con paciencia se somete a la sesión de fotos. Matías Díaz Sangiorgio (Buenos Aires, 27 de septiembre de 1978) nunca pierde la sonrisa y atiende con amabilidad a los medios de comunicación. Entiende de forma perfecta que el World Padel Tour es un espectáculo deportivo con una estructura que ha adquirido una dimensión universal. A sus 40 años, Mati Díaz, como se lo conoce en el circuito, vive con pasión un circuito que desembarcó en 2018 en Jaén. Matías comenzó su carrera con 9 años en Argentina y pronto decidió dar el salto para venir a jugar a España. Tuvo como primeros compañeros a Gastón Malacalza, seguido de Miguel Lamperti y después jugó con otros jugadores como Hernán Auguste y Cristián Gutiérrez. Ha sido varias veces campeón de España y en 2015 realizó una gran temporada junto a Paquito Navarro se situaron como la segunda pareja del circuito. Sin embargo, para la nueva temporada la pareja se deshizo y se juntó con Maxi Sánchez como nuevo compañero y ya en el primer torneo demostraron su calidad al llegar a la final. Matías Díaz y Maxi Sánchez ganaron su primer torneo en noviembre de 2016 al vencer a Sanyo Gutiérrez y Paquito Navarro en la final del Mendoza Open. En 2017, Maxi Sánchez siguió como su pareja deportiva y su primera final de la temporada fue en Mijas Open, en el que perdieron ante Franco Stupaczuk—su actual dúo— y Cristián Gutiérrez por 7-5, 4-6 y 4-6. En 2018, Alejandro Galán se convirtió en su nueva pareja y fueron asiduos en semifinales en los primeros torneos de la temporada, hasta que en Valladolid alcanzaronla final, donde consiguieron vencer a Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez. Ahora desea brillar en Jaén y está en cuartos de final con Franco Stupaczuk, después de ganar ayer a Agustín Gómez Silingo y Adrián Allemandi por 6/4 y 6/3 en un partido de hora y 38 minutos. En la ronda de cuartos se veran las caras con Alejandro Galán y Juan Mieres. “Este año hemos llegado más lejos, porque en 2018 nos fuimos a las primeras de cambio y no disfrutamos de la magia de esta pista en la Catedral de Jaén. Es un privilegio para los sentidos disputar estacompetición”, asegura Mati Díaz, una jugador que nunca pierde la sonrisa.