Actualizado
jueves, 20 junio 2019
13:24
h
URGENTE

Las dos parejas favoritas llegan a una final de ensueño en Jaén

Marrero-Ortega y Salazar-Sánchez se apuntan a la remontada para optar al título
Ver comentarios
|
26/05/2019
  • Image

Remontada de campeonas en un partido eléctrico con puntos siderales que levantaron al público de sus asientos. La pista central de la Plaza de Santa María registró una gran entrada en el primer partido. La brisa, el viento y y el calor se combinaron en una matinal espléndida de un sábado como una Catedral. En un marco incomparable, Marta Marrero y Marta Ortega se clasificaron para la final femenina con trabajo y calidad frente a Lucía Sáinz y Gemma Triay, que completaron un primer set perfecto y que perdieron fuerza con el paso de los juegos. El resultado fue de 3-6/6-3 y 6-2 en un partido largo y que duro más de dos horas y media. Sáinz y Triay se adaptaron mejor a la pista y sacaron provecho también de la falta de confianza de Marta Marrero con su saque. La canaria, la número uno del mundo, no lo mantuvo y sus rivales estuvieron más efectivas para ganar la primera manga por 6/3 en 46 minutos. En la segunda apareció la mejor versión de Marta Ortega. La madrileña estuvo omnipresente en la pista. En la red ofreció un repertorio de golpes maravillosos, pero es que después colaboró con su compañera cuando sus rivales más apretaban. Era una versión más reconocible de las favoritas al título, que en un abrir y cerrar de ojos se situaron 3-0 a su favor, pero Lucía Sáinz y Gemma Triay no se rindieron. Se recompusieron y recuperaron la agresividad en su juego con golpes de calidad, que les dio para empatar a 3. Habían llevado el partido otra vez a su terreno con un público entregado en las gradas, pero las número uno tiraron de galones y emergieron con un juego espectacular que les valió para empatar el partido por 6/3. Las dos Martas fueron un ciclón en el tercero y su puesta en escena fue sencillamente espectacular con un juego coral y compenetrado en el 20 por 10. Con el 4-0 sentenciaron la manga y solo permitieron que la catalana y la balear lograron 2 juegos en esta fase del partido, que se terminó con un parcial de 6/2. Marta Marrero y Marta Ortega se citan en la final de esta mañana (10:00 horas) con el objetivo de conquistar el cuarto título de una temporada en la que dominan con autoridad el circuito. En Jaén se quieren coronar en la Catedral del Pádel, aunque para ello deberán superar en el partido decisivo a Alejandra Salazar y Ariana Sánchez en un partido que se prevé de alto voltaje al enfrentarse las dos primeras parejas del cuadro femenino. Para emular a sus rivales vivieron un partido de similares características frente a María José Sánchez Alayeto y Delfina Brea. Las jugadoras de Madrid y Reus vencieron por 3/6, 6/4 y 6/3 en un compromiso en el que la aragonesa Sánchez Alayeto, ganadora en 2018 en la capital jiennense, ejerció de líder y de guía de la joven Delfina Brea, sobre todo en el primer set. Rompieron el servicio en el quinto juego y ahí terminó el equilibrio de fuerzas, ya que la maña y la argentina vencieron por 6/3. La joven Ariana Sánchez reaccionó en la segunda manga, estuvo más cómoda en la pista y sincronizó sus movimientos con Salazar, aunque sus rivales no cedieron al principio y se mantuvieron vivas hasta el final. En el tercer juego Alejandra Salazar y Ariana Sánchez lograron romper el servicio, que consolidaron minutos después. Recortaron distancias jugadoras entrenadas Jorge Martínez, pero sin exhibirse imponente juego del primer set. Tras unos últimos compases de locura forzaron el tercer set al ganar por 6/4. En el desempate, comenzaron Salazar y Sánchez superando a sus rivales, y aunque iban a apretar la aragonesa y la argentina, cerraron la victoria por 6-3 y su pase para la final de esta mañana a las 10:00 en la Catedral del Pádel. Para llegar a la lucha por el título, Marta Ortega y Marta Marrero superaron en cuartos de final a Carolina Navarro y Cecilia Reiter por 6/4 y 6/1, en un compromiso en el que exhibieron potencia, movilidad y un elevado ritmo de bola. Esa fue la apuesta de las jugadoras que dirige Juan Alda, pero sus oponentes se sobrepusieron y llegaron a igualar a dos, pero una rotura en su saque resultó letal para que el set se les complicara. Marrero y Ortega, que este año ya han ganado tres torneos, se impusieron por 6/4 en 57 minutos. En el segundo no existió resistencia alguna. Marrero, que en su etapa como tenista consiguió excelentes resultados en dobles, se mostró imperial en un marco único con un repertorio de espléndidos golpes. La canaria estuvo excelsa y secundada de forma perfecta por su compañera. En un suspiro situaron el 3-0 y el partido ya no se les escapó a las favoritas al título. Alejandra Salazar y Ariana Sánchez eliminaron a Alba Galán y Victoria en esa ronda, después de su derrota en Vigo. Ese fue el motivo por el que empezaron como un ciclón en su estreno en la Plaza de Santa María y propusieron un ritmo intenso que les dio un resultado inmediato al conseguir una renta de 4-1 ante la impotencia de Iglesias y Galán, que de nuevo se resintió de sus molestias en la espalda y fue atendido por un fisioterapeuta. Salazar y Sánchez se compenetraron a la perfección y sentenciaron la manga inicial por el tanteo de 6-2. Con Ariana Sánchez acaparando un gran volumen de juego con acierto, fue Salazar la encargada de imponer su enorme calidad para definir una y otra vez con un variado repertorio ofensivo. Un juego en el inicio del segundo set puso de nuevo a los mandos del tanteo a la madrileña y la catalana, que se impusieron por un claro 6-3 en el marcador.