Actualizado
miércoles, 17 julio 2019
02:11
h
URGENTE

Las diabluras de Campazzo y Llull adelantan al Real Madrid

La dupla exterior se combina para anotar 30 puntos ante el Barça
Ver comentarios
|
16/06/2019
  • ANOTADOR. Sergi Llull acabó con 11 puntos y junto al argentino Campazzo desequilibraron la balanza hacia el lado blanco.
    ANOTADOR. Sergi Llull acabó con 11 puntos y junto al argentino Campazzo desequilibraron la balanza hacia el lado blanco.

El Real Madrid golpea primero en la final de la Liga Endesa tras imponerse por un contundente 87-67 al Barça Lassa en el WiZink Center. El acierto exterior de los blancos, con 13 triples y Sergi Llull y Facundo Campazzo, con 11 y 19 puntos respectivamente, como máximo anotadores, fue clave para la victoria. Un parcial final de 13-4 en cuatro minutos abrió la diferencia en el marcador, que siempre rondó la decena de puntos.

En la cita inaugural de las batallas por el título liguero, que enfrentan a merengues y culés por decimoquinta vez en la historia de la ACB, el comienzo fue efervescente por parte de los locales. Así, el WiZink Center vibró con un 3+1 que firmó Anthony Randolph en el primer ataque. Sería un primer aviso de los lanzamientos de larga distancia que llegarían a lo largo del choque.

Les había costado arrancar, y bastante, a los pupilos de Svetislav Pesic, que fiaron su réplica al juego interior. Ahí apareció el croata Ante Tomic, que mantuvo a flote a su equipo mientras el resto de compañeros se desperezaba con el tiro de media y larga distancia.

La gran baza de Sergio Llull casi siempre está cuando Pablo Laso la necesita. El base de Mahón tomó el relevo de Campazzo en todo y con dos triples mantenía a los suyos por delante en el marcador. El efecto Llull fue más allá, pues contagió a Rudy Fernández y éste transformó dos triples con los que el cuadro local superaba la decena de renta (30-19).

El conjunto blanco logró llevar la diferencia hasta los quince puntos, pero a la vuelta de vestuarios el conjunto blaugrana se mostró mucho más centrado y gracias al buen hacer de Heurtel y Oriola lograron acercarse en el marcador.

El conjunto entrenador por Svetislav Pesic afrontaba los últimos minutos con once puntos de desventaja (74-63), pero no pudo remontar y acabó cayendo por 20.