URGENTE

España U20, plata europea

Israel se impone en la final por 92-84 en un partido marcador por la ausencia del lesionado Joel Parra
Ver comentarios
|
22/07/2019
  • DOMINADOR. Yam Madar fue la pesadilla de la defensa española, sumando 17 puntos y 8 asistencias en la final.
    DOMINADOR. Yam Madar fue la pesadilla de la defensa española, sumando 17 puntos y 8 asistencias en la final.

No pudo ser. La U20 Masculina regresa de Tel Aviv con una valiosísima medalla de plata, pero con la sensación amarga de haber caído en la final ante Israel. La única derrota del Europeo para la Selección llegó el día de la final. El equipo de Joaquín Prado peleó de tú a tú con una selección que ya le eliminó el pasado año en cuartos de final. No pudieron cobrarse la revancha, pero queda el consuelo de haber ofrecido una sensacional imagen y de subirse al podio tras dos años sin hacerlo.

En un pabellón lleno hasta la bandera (cerca de 4.000 personas acudieron al Shlomo Group Arena de Tel Aviv), España no se arrugó ante el fervor de la grada. Aunque eso sí, Israel arrancó mejor. Un 2+1 nada más arrancar de Yam Madar y la intimidación que ejercía en defensa Avidja con dos dos tapones en los dos primeros minutos dieron alas los anfitriones. El marcador llegó a reflejar un 2-10 y un 10-18 que amenazaron con romper enseguida el encuentro, pero la Selección se mantuvo fiel a su estilo en todo momento. Joaquín Prado confío en sus chicos, que poco fueron carburando. La inspiración de Miguel González, junto al empuje del banquillo, y las segundas opciones cosechadas por un batallador Osas Ehigitor bastaron para igualar la contienda. Transcurrido los 7:30 primeros minutos, un triple de Adams Sola otorgó la primera ventaja (20-18) a un equipo que supo sobrevivir a la salida en tromba hebrea.

Los españoles llegaron al descanso con el marcador igualado (42-42), pero un gran tercer cuarto de los israelíes (17-24) les otorgó una ventaja insalvable.

Un duro castigo al que ha sido un sobresaliente torneo de los pupilos de Joaquín Prado. Una plata que no pudo ser oro, pero que devuelve a la U20 al podio europeo tras dos años de ausencia. 15 medallas suma ya (incluyendo las dos conseguidas en los 90 en formato U22), más del doble que la siguiente selección: las siete de Francia.