URGENTE

Tras eliminar al Tenerife B, el Linares se enfrentará al Moralo CP en la segunda ronda del play off de ascenso. El equipo extremeño puede definirse como un plantel que basa su potencial en su gran rendimiento defensivo. Desde su experimentado portero, Diego García, hasta sus centrales titulares, Suso y Rodao, pasando por un mediocampo muy físico, el cuadro de Rafael Rincón es un bloque muy solidario en el esfuerzo, muy compacto sin balón y con las líneas bastante compensadas. Su once tipo se viste bajo un 4-3-3 que le permite juntarse bien en la medular y dominar físicamente esa parcela del campo. Además, se trata de un conjunto que no tiene problemas en defender cerca de su área si el oponente se lo exige, pues la velocidad de sus puntas le permite dañar con espacios si encuentran la espalda de los centrales rivales. Sus números defensivos son un aval, ya que encaja 0, 61 goles por partido, por los 0,74 del Linares Deportivo.

Por su parte, con balón el Moralo disfruta más de las transiciones rápidas que del juego de control. En el centro del campo tienen jugadores de buen pie —Sergio Gómez y Sergio Alonso— aunque normalmente su apuesta con pelota es la de moverla con velocidad hasta llevarla a sus hombres más peligrosos en ataque: Caramelo, extremo izquierdo de mucha velocidad y capacidad para desbordar rivales, y Valentín, pichichi del equipo con 20 tantos y segundo máximo goleador del grupo. El ariete es una de las revelaciones de la temporada. A pesar de ello y del buen hacer de ambos, es más justo decir que el Moralo se define principalmente desde el colectivo y no tanto desde sus individualidades.

El partido de ida se prevé duro, y es que el cuadro extremeño solo ha visto volar los tres puntos de su feudo en tres ocasiones, con un balance reciente entonces de 4 victorias y 2 empates desde la última derrota, con 8 goles a favor y 4 en contra. Además, ha obtenido un muy buen rendimiento en el Municipal de Navalmoral frente a los dos ‘cocos’ de la categoría. Venció 4-1 al Mérida y 1-0 al Cacereño. Si los de Rafael Rincón apuestan por un tipo de partido cerrado con el fin de no encajar en su estadio —lo que a la postre puede ser muy importante en el global— el Linares necesitará de la inspiración de sus mejores atacantes para conseguir abrir el cerrojo y encontrar premio en forma de gol. En mente sigue el 1-0 cosechado en Tenerife y lo peligroso del resultado en caso de encajar un tanto en el Estadio de Linarejos.