URGENTE

El martillista Alberto González llega a Jaén con su oro europeo

Un amplio grupo de familiares y amigos recibe al atleta del Unicaja
Ver comentarios
|
17/07/2019
  • RECIBIMIENTO. González celebra, junto a familiares, amigos y compañeros del club, su medalla de oro en el Europeo Sub-23 de Gävle.
    RECIBIMIENTO. González celebra, junto a familiares, amigos y compañeros del club, su medalla de oro en el Europeo Sub-23 de Gävle.

El primero oro europeo para un deportista de la provincia ya descansa en Jaén. Alberto González, atleta del Unicaja, llegó a la estación de tren de la capital con una maleta en la que, además de todo con lo que viajó a la ciudad sueca de Gävle, traía unas experiencias inolvidables y una presea a la que, a buen seguro, dormirá abrazado los primeros días. El martillista fue recibido por un nutrido grupo de compañeros del club, familiares y amigos que no quisieron perder la oportunidad de darle un recibimiento del nivel que se merece: campeón de Europa en lanzamiento de martillo.

El atleta aseguró que lo único que quiere en estos primeros días es descansar y estar con los suyos. El siguiente paso, una vez repuestas las fuerzas, será volver a los entrenamientos para afrontar la siguiente meta: clasificarse para el Mundial de Doha, que se celebrará a finales de septiembre y para el que necesita acreditar una marca mínima de 76 metros.

“No me esperaba este recibimiento. Ha sido una sorpresa”, decía González antes de afirmar que solo tenía ganas de saludar y disfrutar de los suyos.

“Fue una competición con sensaciones muy diferentes. Empecé muy calmado pero en el último lanzamiento, sabiendo que ya era campeón de Europa, intenté no emocionarme pero no pude. Eso me llevó a un nulo”, comentaba.

El joven martillista tiene las ideas claras y sabe que la temporada aún no ha terminado. “Las sensaciones tras el Europeo es que tengo un lanzamiento que me permita lograr la mínima para ir al Mundial”, afirmaba antes de añadir que su mentalidad es “buscar siempre lo máximo, no una marca mínima. Así es como se consiguen las grandes cosas en esta vida”.

Quini Moyano, entrenador de González, definió la medalla de su pupilo como “histórica” y explicó los nervios que supone vivir una competición desde la lejanía.