El Linares se cita con la historia en el Camilo Cano de La Nucía

Los azulillos buscan volver a Segunda B tras un año luchando por ello

30 jun 2019 / 12:42 H.

Almendralejo, Puertollano, Huelva, Castellón... ¿Y La Nucía? Esa es la intención de cuadro azulillo, que viaja al municipio alicantino con la única idea de seguir viendo crecer los puntos de la geografía nacional que se incluyen en la historia del club. La idea es clara, lograr el objetivo no será sencillo pero si algo está claro es que nadie dejará nada en la reserva. Casi un año después de arrancar con la pretemporada, el ascenso está a tan solo 90 minutos de distancia —si la prórroga y los penaltis no deciden hacer acto de presencia esta noche— y la ciudad ya se prepara para echarse a la calle si fuera necesario, aunque antes habrá que sacar un resultado positivo de un estado complicado como es el de la Ciudad Deportiva Camilo Cano de La Nucía.

Los futbolistas llegan con la moral por las nubes después de superar dos eliminatorias en el tiempo extra que tenían cuesta arriba y lejos de que esos kilómetros de más pesen en las piernas son un aliciente para seguir empujando hacia el objetivo. Será la primera vez que no puedan cerrar la eliminatoria en casa, además de no contar con buena parte de la afición pues el conjunto alicantino tan solo puso a disposición de los azulillos 150 entradas, pero eso no impedirá que quienes se desplacen a lo largo del día hoy hagan ruido como todo Linarejos completo.

El goteo de camisetas azulillas que llegarán hoy a La Nucía será constante, ya que tan solo hay un autobús para quienes se desplazan y el resto deberán hacerlo en vehículos propios. El primer destino, como hicieran los jugadores en la jornada de ayer, será Benidorm, desde donde se acercarán a los alrededores de la Ciudad Deportiva Camilo Cano para recibir al equipo y comenzar a demostrar que si han viajado es para dejarlo todo, como se espera de los futbolistas.

Será un partido donde los pequeños detalles pueden marcar el ascenso. Un campo pequeño, donde cada balón parado se puede convertir en peligro en el área, donde habrá que cuidar hasta el más mínimo pormenor puede ser clave para uno y otro equipo, por lo que la premisa básica del conjunto linarense será no fallar. Además, buscar la portería de Óscar y marcar, por primera vez en estas eliminatorias, lejos de Linarejos, algo que obligaría a los locales a hacer dos tantos como mínimo para lograr ascender a Segunda B.

La Nucía buscará recomponer su once inicial ante las ausencias de Neftalí, sancionado por acumulación de tarjetas, y Axo, lesionado en la ida. Ante esa situación Martínez probablemente mueva a Forte a la línea defensiva o cambie el dibujo con la línea de cuatro algo avanzada. La gran duda es quién acompañará a Fofo —y recuperado de su golpe de calor— arriba, si Juanjo o el flamante ficha de última hora, David Torres.