Actualizado
viernes, 19 julio 2019
21:32
h
URGENTE
  • APOYO. Aficionados desplazados a Navalmoral de la Mata, una estampa que se repetirá con miles de camisetas azules en Linarejos.
    APOYO. Aficionados desplazados a Navalmoral de la Mata, una estampa que se repetirá con miles de camisetas azules en Linarejos.

El Linares Deportivo sufrió una dura derrota por 2-0 el sábado en Navalmoral de la Mata, pero en la cabeza de jugadores, aficionados y directivos ahora solo hay un día, una hora, un lugar y un objetivo: remontar la eliminatoria en Linarejos este domingo a partir de las 20:00 horas. Para ello, el club hizo públicos los precios de las entradas tanto para abonados, como simpatizantes del equipo y los seguidores del Moralo CP que decidan desplazarse para ver su equipo en el partido de vuelta.

La decisión del club ha sido bajar los precios respecto al encuentro de la anterior ronda de ascenso, por debajo de lo que costó ver los partidos del equipo a lo largo de la fase regular, con la clara intención de lograr hacer de Linarejos una olla a presión en la que los jugadores del conjunto extremeño se vean superados y conseguir dar la vuelta a una eliminatoria que se puso cuesta arriba con dos tantos en jugadas a balón parado en un partido donde el Linares no mereció regresar a casa sin haber anotado un tanto, pero la pelota no quiso pasar la línea de gol y el Moralo CP planteó los noventa minutos como más les convenía para enfrentarse a la mayor calidad de la plantilla azulilla.

Los abonados tendrán hasta las 13:30 horas del sábado —hora de cierre de la sede del club— para retirar sus entradas al precio establecido para ellos: cinco euros en preferencia y grada de animación, ocho en tribuna baja y diez para quienes se sientan habitualmente en tribuna alta. Durante la jornada del domingo, las entradas que no hayan sido retiradas quedarán a disposición del público general, quienes también podrán adquirir desde hoy mismo los tickets para las localidades no ocupadas por seis, siete, diez o doce euros en función de la zona. Los niños menores de cuatro años entrarán gratis a todas las zonas, aunque no tendrán asiento propio, lo mismo que quienes tengan entre cinco y doce años y decidan ver el partido desde preferencia.

Las entradas reservadas para los aficionados del Moralo CP tendrán un coste de doce euros.

El club anunció que su sede permanecerá abierta de seis de la tarde a ocho y media de la noche hasta el viernes y de 11:00 a 13:30 horas el sábado para la compra de entradas. El domingo la venta se realizará en las taquillas del club de 11:00 a 13:30 horas y de seis y media de la tarde hasta 30 minutos antes de que el balón eche a rodar en Linarejos, es decir, las siete y media de la tarde.

Las peñas y grupos de animación están preparando además una jornada en la que Linares se vista de azul desde bien temprano. A las 16:30 horas, en una carpa ubicada en el recinto ferial, comenzará la previa del infierno azulillo, desplazándose a las seis y cuarto hasta la glorieta de Zapatones para recibir el autobús del equipo.

El equipo busca no encajar en casa

defensa. Si algo caracteriza a este Linares es su fortaleza en casa y la capacidad de sacar los partidos sin recibir gol, pues 14 de sus victorias como local fueron dejando la portería a cero. El apoyo de los aficionados y no permitir que el Moralo CP marque un tanto en Linarejos serán las claves para dar la vuelta a una eliminatoria que el conjunto azulillo tiene más cuesta arriba de lo mostrado en el campo.