El Jaén Paraíso Interior FS se gusta en el segundo tiempo

Derrota al Viña Albali en un ensayo para la Liga

22 ago 2019 / 11:19 H.

Regreso a la realidad después de la experiencia vivida en Portugal contra el campeón de la Uefa Futsal. El Jaén Paraíso Interior FS siguió con su pretemporada con una victoria, en Martos, ante el Viña Albali-Valdepeñas FS, precisamente su primer rival liguero y que este año se ha reforzado para no pasar los apuros de la pasada temporada. Tras una primera mitad equilibrada, el conjunto amarillo doblegó a su adversario en la reanudación con una salida de vestuarios arrolladora. Arrancó el duelo con la puesta de largo del quinteto base que puede utilizar Dani Rodríguez. Fue el Jaén Paraíso Interior FS el que apostó más con el juego ofensivo, ante una defensa azul que esperó a mitad de pista. A falta de cinco minutos, ambos equipos contaban con el aviso de la sexta falta en el marcador y se dio paso al primer doble penalti del encuentro. Carlitos no falló e inauguró el marcador. La acción no cesó y rápidamente Valdepeñas dispuso la ocasión de igualar el choque con dos dobles penaltis. El primero lo estrelló en la madera Cainan y el segundo lo transformó Dani Santos. Con el empate a uno terminó el primer periodo. La segunda parte se puso en marcha en Martos con un Jaén Paraíso Interior FS mucho más incisivo. La calidad amarilla se presentó sobre la pista y se dio paso a cinco minutos arrolladores de los de Dani Rodríguez. En el 27, caracoleo infinito de Jordi Campoy en su área que propició una rápida salida que Dani Martín no perdonó para hacer el segundo. Valdepeñas acusó el golpe y aún más tras la maravilla de Roberto Gozi dos minutos más tarde. Presión alta de Valdepeñas, balón a Gozi y, desde su área, disparo directo del portero sobre la meta de un Edu adelantado. La acción no llegó a su fin y Carlitos puso la guinda al éxtasis jiennense. En el tramo final del encuentro, Valdepeñas buscó engancharse al marcador con el gol de Rafael Rato pero fue un espejismo. Rápidamente Jaén devolvería la diferencia de tres goles con el remate de Míchel a la red.