El caos llega al Real Jaén

Sin luz en La Victoria, los trabajadores estallan y no hay dinero para el árbitro

12 may 2016 / 11:45 H.

Los más de 93 años de historia se tiran por los suelos por la esperpéntica situación que se vive en el Real Jaén. Pasan los días y surgen problemas que nadie puede solucionar por la falta de dirigentes y el vacío de poder que existe desde el 5 de mayo por la dimisión del anterior consejo de administración y la decisión de Juan Miguel Hitos de no formar un equipo directivo hasta no recibir la documentación. De esta forma el caos se apodera del club. Entre siete personas coordinan el partido ante el Cádiz, el último de la temporada, pero ninguno de ellos tiene la responsabilidad acreditada para firmar documentos y tomar decisiones. Así, una vez finalizado el entrenamiento de la plantilla, Endesa procedió a cortar el suministro eléctrico en el Estadio de La Victoria al acumularse una deuda de 7.000 euros. Los anteriores consejeros consiguieron un aplazamiento hace unas semana al depositar 1.000 euros, pero ayer no hubo marcha atrás. ¿Qué sucede al no tener luz? Muy fácil. Los jugadores no pueden ducharse al estar a oscuras en el vestuario, no se puede celebrar una convocatoria de prensa y el día de partidos; no se pueden vender entradas al no disponer del sistema informático y el colegiado no puede mandar el acta.

Los trabajadores estallaron y emitieron un escrito en el que denunciaron la precariedad en la que cumplen su labor y los impagos que sufren. “El corte de luz supone la total paralización de la actividad diaria que desarrollamos en las instalaciones de nuestro estadio. A ello se suma la precaria situación en la que nos encontramos en los últimos cinco meses, en los que no se ha percibido mensualidad alguna. A pesar de no recibir los salarios llevamos a cabo el trabajo como el primer día por el bien del club y sus aficionados, así como para mantener la estabilidad que queda en la entidad”, aseguran.

Por este motivo, los empleados del Real Jaén alertan del riesgo por la falta de recursos para abonar los recibos de los encuentros del próximo fin de semana, entre ellos el del primer equipo contra el Cádiz CF. “No existe dinero suficiente para afrontar pagos como el arbitraje del Real Jaén ni de los equipos de las categorías inferiores. Este hecho podría llevar al descenso administrativo de conjuntos de fútbol base que han logrado ascensos o están inmersos en plena competición. Asimismo, no disponemos de liquidez para pagar el combustible necesario para activar la máquina cortadora de césped. Y no tenemos posibilidad de poner en funcionamiento los generadores de luz que pueden, momentáneamente, paliar el corte del suministro eléctrico”, se lamentan. Por este motivo urgen una solución definitivo a la crisis institucional. “Enviamos un mensaje a los agentes implicados para que, de una vez por todas, eliminen cualquier barrera que les impida encontrar soluciones. Lo único que pedimos es una resolución satisfactoria para empleados, jugadores, cuerpo técnico y aficionados, porque estamos hastiados de esta situación que se hace eterna”, termina el escrito de los profesionales.