Dispuesto a destacar

Mauro Lucero: “Sé a lo que vengo al Real Jaén, porque se exige lo máximo”

20 ago 2019 / 11:18 H.

En solo cuarenta y ocho horas se ha dado cuenta de la dimensión del Real Jaén, de la historia que acredita y también de las pretensiones del proyecto de esta temporada, que no es otro que lograr el ascenso a Segunda División B. Mauro Lucero (Alicante, 5 de marzo de 1996) sabe lo que pesa la camiseta blanca, porque llega, en calidad de cedido, de una entidad con las máximas exigencias, como es el FC Cartagena, club con el que renovó hasta 2021, aunque esta campaña no tenía sitio en la primera plantilla de Segunda B. Ahí surgió la opción del Real Jaén. Su técnico, Alberto González, fue el encargado de negociar su fichaje. “El entrenador me convenció en nada y me explicó la grandeza de la entidad y de los objetivos del proyecto. Sé a lo que vengo al Real Jaén y las exigencias que hay, que no son otras que el ascenso de categoría”, afirmó. El defensa se entrenó ayer por vez primera con sus compañeros y está a disposición del entrenador por si lo considera alinear en el encuentro contra el CD Melilla. Mauro conoce de la plantilla a Juanma Espinosa, con el se entrenó en alguna ocasión en el Hércules de Alicante, el equipo de su ciudad natal. El futbolista se define como jugador: “Soy contundente en el terreno de juego, domino los balones aéreos, soy zurdo y con un buen manejo de pelota”, indica. Comparte el mismo representante que el exjiennense Elady Zorrilla, la estrella del Cartagena. “Cuando surgió la posibilidad de ser cedido al Real Jaén, fue claro conmigo y me dijo que ni me lo pensara. Me transmitió la grandeza de la entidad, su historia y sus retos para esta temporada. Aquí puedo disfrutar de minutos para seguir mi aprendizaje”, comenta Mauro Lucero. Llegó a debutar en Segunda B en un partido con el Jumilla y marcó el tanto del triunfo— y también estuvo en el Ilicitano, en el Mar Menor y en el Hércules de Alicante. En la posición de central, el cuadro técnico cuenta con Ramón, Lobato y Adolfo, aunque este último está lesionado, mientras que Monty está jugando como centrocampista, como sucedió en el Trofeo del Olivo. Por este motivo, Alberto González había pedido un esfuerzo al consejo de administración y la llegada de Mauro Lucero se produjo después de descartarse otras alternativas. “Es la posición en la que actualmente contamos con menos alternativas y es cierto que es una de las opciones en las que trabajamos fue en la de Mauro” dijo el entrenador blanco después de la victoria contra el Villarrobledo en el Trofeo del Olivo. La plantilla está formada en la actualidad por veinte jugadores. Hay dos plazas más y el mercado no se cerrará hasta el 31 de enero, pero por el momento se han reducido dos fichas en relación a la pasada campaña.