Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
00:22
h
URGENTE

Criado amplía su leyenda en el Raid Dakar

El iliturgitano compite por vigesimoctava vez y busca su decimocuarto título en camiones
  • CONJUNTO. Jordi Juvanteny, el debutante Javier Tamayo, y el iliturgitano José Luis Criado.
    CONJUNTO. Jordi Juvanteny, el debutante Javier Tamayo, y el iliturgitano José Luis Criado.

El Dakar no podría concebirse sin la presencia del equipo KH-7 Epsilon Team. El llamativo camión MAN es todo un clásico en el campamento dakariano y todos los integrantes de la caravana conocen a Jordi Juvanteny y al iliturgitano José Luis Criado. No en vano, entre los dos acumulan ya la friolera de 52 participaciones y forman una pareja inseparable desde 1995. En el Dakar 2018 irán acompañados por el debutante Javier Tamayo, con el reto de buscar su decimocuarta victoria en la categoría 6x6 y la segunda en la de Producción. “Llevamos todo el año esperando que empiece el Dakar y, por fin, ha llegado el momento. Pese a afrontar mi 28 participación consecutiva, estoy con la máxima ilusión porque esta carrera es mi vida”, confiesa el copiloto José Luis Criado, que puede presumir de ser español con más ediciones del rally Dakar a sus espaldas (27). Este carismático notario jiennense afincado en Catalunya explica cuáles son sus motivaciones para la edición de 2018: “Nuestro equipo lo completa Javier Tamayo, un auténtico neófito al que habrá que enseñar y cuidar mucho. Le conocemos bien y estoy convencido de que aportará grandes cosas en la cabina. Además, este año no realizaremos labores de asistencia, por lo que llevaremos menos recambios dentro del camión. En total, cargaremos con casi dos toneladas menos de peso, lo que nos permitirá ser más rápidos en las especiales y centrarnos en hacer nuestra propia carrera. Por fin podremos luchar de tú a tú con nuestros rivales”. Criado es la mano derecha de Jordi Juvanteny, otra leyenda del Dakar, muy respetado entre sus rivales por la sabiduría y experiencia acumulada desde que debutó en África el año 1991. “Ha llovido mucho desde entonces, pero estoy con la misma ilusión de siempre. Mecánicas, recorrido y tipo de carrera, porque todo es muy distinto. Incluso yo mismo he cambiado como piloto: ahora soy más sensato y no arriesgo tanto como cuando era joven. Pero conservo las mismas ganas de siempre, porque sin ilusión es imposible correr una prueba tan dura”, explica el piloto. El recorrido en esta edición se presenta muy atractivo desde las primeras etapas en Perú, marcadas por las dunas. “Este año la organización parece haber hecho un gran esfuerzo por recuperar el espíritu dakariano y, a priori, las primeras etapas de tanta arena favorecerán a nuestro camión 6x6. Esperamos divertirnos al máximo, no tener problemas y luchar por la victoria en nuestras categorías”, reconoce un ilusionado Juvanteny, que en la pasada edición saltó a la fama por su habilidad a los mandos de una excavadora con la que rescató a varios camiones del barro.