Corona en Linares para Cori

El jugador peruano gana el torneo en un triple empate con Carlos Albornoz y Francisco Vallejo

19 ago 2019 / 11:18 H.

El desenlace fue espectacular para una competición que cumplió las previsiones en el tableros. Fueron nueve rondas caracterizadas por la igualdad y los continuos cambios de líderes—solo Francisco Vallejo estuvo dos jornadas como el primer clasificado—, por lo que hasta el último movimiento no se conoció el nombre del ganador de la séptima edición del Campeonato Iberoamericano. La corona fue para Jorge Cori, gran maestro peruano con un Elo de 2.686 puntos, que se proclamó campeón al imponerse con las blancas al chileno Cristóbal Henríquez. Sumó siete puntos, los mismos que el cubano Carlos Daniel Albornoz y el español Francisco Vallejo. Cori conquistó el título por tener mejor coeficiente de puntos que sus dos rivales, que acabaron segundo y tercero en la clasificación después de empatar entre sí en la última ronda disputada en el Auditorio de El Pósito de Linares, con la presencia de numerosos aficionados en el epílogo de un torneo que reunió a más de un centenar de jugadores de habla hispana y portuguesa. La estadística de Jorge Cori registra seis victorias, contra Andrés Jesús Guerrero, Serafín Moral, Rubén Domingo, Ángel Espinosa, José Fernando Cuenca y Cristóbal Henríquez, dos tablas, frente Oswaldo Zambrana y Francisco Vallejo, y una derrota contra Paolo Ladrón de Guevara en la segunda jornada, que finalmente no le impidió vencer en tierras linarenses.

El peruano venció en la séptima edición del torneo y se suma al palmarés de los anteriores ganadores del Campeonato Iberoamericano, que fueron el cubano Lázaro Bruzón (2006 y 2015), el peruano Julio Granda (2008), el brasileño Gilberto Milos (2010), el español Iván Salgado (2012) y el paraguayo Axel Bachmann (2014). En la competición participaron ajedrecistas de Perú, Argentina, España, Cuba, Paraguay, Chile, Brasil, Ecuador, Uruguay, Colombia, Andorra, Bolivia, Panamá, México y Guatemala. En la cuarta posición acabó el español Mikel Huerga, con 6,5 puntos, seguido de 14 jugadores con 6 puntos, entre los que estaban el chileno Cristóbal Henríquez, los argentinos Diego Flores y Leandro Krysa; el colombiano Alder Escobar, el paraguayo Neuris Delgado; los españoles Juan Plazuelo, Ángel Espinosa, David Antón, Iván Salgado, Sabrina Vega, Josep Luis Martínez y Javier Moreno; el peruano Cristian Cruz y el brasileño Alexandr Fier. Jorge Cori, ganador de la séptima edición del Campeonato Iberoamericano de Ajedrez, se mostró satisfecho de victoria en la competición en Linares y destacó que nunca perdió la “esperanza” y siempre confío en sus posibilidades de remontar posiciones en las últimas rondas. El peruano, que recibió un premio en metálico de 3.500 euros por su triunfo, destacó la igualdad del torneo y dijo en la clausura: “Hasta el último movimiento no se decidió el torneo. Al saber las tablas entre Vallejo y Albornoz busqué el triunfo ante Cristóbal Henríquez, que me daba el título al tener un mejor coeficiente que mis rivales en un empate”, afirmó. Cori, primer cabeza de serie de la competición con 2.686 puntos, elogió el nivel del Campeonato Iberoamericano por la calidad de los participantes al comentar: “En Linares, una de cunas mundiales del ajedrez, hemos estado presente los mejores exponentes de este deporte de habla hispana en una competición de gran nivel”, subrayó el gran maestro peruano. Así, en la entrega de trofeos participaron Antonio Sutil, delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía; Daniel Campos, diputado provincial en el área de Recaudación; Pedro Cintero, concejal de Deportes del Ayuntamiento; Laura Berja, diputada nacional; Javier Ochoa, presidente de la Federación Española y la Iberoamericana, y María José Camacho y Javier Perales, ediles del Partido Socialista en el municipio. La organización, con el importante apoyo de la Diputación, repartió más de 16.000 euros en premios.