URGENTE

A por una nueva remontada

El Linares confía en su poderío como local y en una hinchada que llenará Linarejos
  • REMONTADA. El Linares Deportivo sabe lo que es levantar una eliminatoria en estos playoffs, el objetivo de hoy.
    REMONTADA. El Linares Deportivo sabe lo que es levantar una eliminatoria en estos playoffs, el objetivo de hoy.

El Linares Deportivo regresó de tierras extremeñas con dos goles en contra en jugadas a balón parado y un objetivo claro para la vuelta: lograr superar a esa muralla que el Moralo CP tuvo por portero, Diego García, con quien varios futbolistas azulillos tuvieron pesadillas alguna que otra noche.

No hay más idea en Linares que lograr sacar otro partido adelante sin encajar un gol en casa, como ha ocurrido en la mayoría de los encuentros del club azulillo como local. A partir de ahí, marcar al menos dos goles que permitan empatar la eliminatoria o superarla. El equipo sabe perfectamente a qué se va a enfrentar, como lo sabía en la ida, aunque en esa ocasión cayeron en la “trampa” del Moralo, algo que tratarán de evitar a toda costa, haciendo valer su condición de locales.

Juan Arsenal planteará una vez más un dibujo muy ofensivo en busca del gol, algo que Diego Merino, entrenador del equipo extremeño, ya ha avisado que buscará con ahínco para tratar de “matar” la eliminatoria, pues obligaría al Linares a anotar cuatro tantos.

La opción de forzar a Miguelito en la banda derecha está ahí, aunque el jugador está lejos de encontrarse al cien por cien de sus capacidades físicas, pero Arsenal deberá buscar sorprender de alguna forma a un Moralo que supo tomarle la medida al equipo azulillo, a pesar de las múltiples ocasiones con las que contó el Linares en el partido de ida.

Los jugadores del Linares se encargaron a lo largo de la semana de alentar a los suyos para acudir a Linarejos. Así, Álex Carmona aseguraba que estaban “preparados para la guerra” y pedía “reventar Linarejos para conseguir la épica”.

La idea de remontada ha calado a la perfección en la ciudad, ahora en turno de demostrar que el trabajo realizado no solo durante la semana, sino durante toda la temporada, es suficiente para dar la vuelta a un 2-0 posiblemente injusto pero es el que reflejó el marcador al finalizar los 90 minutos.

La ausencia de Del Castillo, sancionado, obligará a Diego Merino a hacer cambios en su once.

Duelo. La respuesta de la afición del Linares desde el momento que se pusieron en venta las entradas para el partido fue total, vendiendo más de mil entradas en tan solo dos días y asegurando una excelente entrada para el encuentro, ya que la venta anticipada —a la que habrá que sumar lo que se compre hoy— se cerró con más de 3.000 tickets expedidos.

El Moralo contará, al menos, con dos autobuses de aficionados apoyándolos, aunque el club informó, después de confirmar esa cifra, que hubo nuevos interesados de última hora, por lo que parece claro que en las gradas de Linarejos se comenzará a jugar el partido desde bastante antes de que el balón comience a rodar, aunque en esta ocasión se disputará con las gargantas y bufandas, y no con los pies y corriendo tras el esférico.

Los seguidores azulillos buscarán desequilibrar la balanza para su lado con un recibimiento al equipo a partir de las 18:15 horas en la glorieta de América, que servirá de pistoletazo de salida para los cánticos de la afición minera.

En busca de romper las estadísticas

Los números dicen que esta temporada nadie ha sido capaz de vencer al Moralo CP por tres goles o más de diferencia —la renta necesaria para ganar la eliminatoria en los 90 minutos reglamentarios— ni tampoco por el resultado necesario para forzar la prórroga (2-0), pues cuando el club extremeño ha caído por dos goles de diferencia siempre ha marcado.

El Linares jugará también con la estadística en contra, para intentar demostrar que están para romperlas y que su poderío como local está por encima de lo que diga el historial rival.