Actualizado
miércoles, 24 julio 2019
02:59
h
URGENTE

Una jornada para los más jóvenes

Unos 300 escolares disfrutan de Pedro y el lobo en el “Festival de los niños”
Ver comentarios
|
17/05/2019

La música es un lenguaje universal que no necesita palabras, solo la sensibilidad del que escucha; esto lo saben muy bien los miembros de la Asociación “Amigos de la música”, colectivo organizador del Festival Internacional de Música y Danza “Ciudad de Úbeda”, por eso en cada edición incluyen apartados nuevos para poder llegar a mayor cantidad de público.

Así, dentro de la programación de esta semana el festival, se acercan a los más pequeños con la segunda y última cita del “Festival de los niños”, cuya finalidad es despertar la pasión por la cultura en los más jóvenes. En concreto, ayer, en el Ideal Cinema, el público pudo disfrutar de la obra Pedro y el lobo, un cuento musical de Sergèi Prokófiev. El espectáculo corrió a cargo de la compañía de títeres “Etcétera”, dirigida por Enrique Lanz.

Prokófiev partió de un sencillo cuento para llevar hasta los niños toda la complejidad de la orquesta, creando una pieza musical imprescindible para la iniciación de los futuros aficionados. Tras la orquesta, que ocupa el primer plano, y con un lenguaje visual claro y directo —como dibujos de niños sobre una gran pizarra— se recrea un ambiente mágico que atrapa desde el principio al espectador, no permitiéndole otra cosa que soñar e imaginar, sumergido en esa sustancia misteriosa compuesta de palabras, música, colores y formas en continuo movimiento que es este espectáculo.

Para la ocasión, la compañía de títeres “Etcétera” puso en escena una adaptación realizada por Lanz que narra la historia de Pedro, un chico que vive con su abuelo en el campo, donde es feliz jugando entre árboles y animales. Un lobo hambriento sale del bosque y devora al pato que vive en la charca del jardín del joven, pero el niño no se asusta y, ayudado por su pajarito, lo atrapa con astucia y valentía. Los cazadores llegan buscando al lobo, pero éste ya está atado por Pedro y entre todos deciden llevarlo al zoológico. Distintos instrumentos de orquesta clásica pusieron “voz” a los personajes del cuento, así el violín, viola, violonchelo y contrabajo sonaban cuando intervenía Pedro, mientras que la percusión dio vida a los lobos. Una manera diferente de presentar los instrumentos a los más pequeños de la casa. Un espectáculo que fue disfrutado por unos 300 escolares de Educación Infantil y Primaria de los centros educativos locales Sebastián de Córdoba, Juan Pasquau, Santísima Trinidad y Milagrosa, entre otros.

Además, el festival sale de la Ciudad de Los Cerros para acercar la música al Centro Penitenciario de Jaén con un recital flamenco de la mano del cantaor ubetense Francisco Delgado “El Tato” y del guitarrista Juan Manuel Álvarez Pérez, que hicieron que los reclusos olvidaran, por unos minutos, dónde están y disfrutaran de música en directo.

Ya de nuevo en la ciudad patrimonial, el respetable pudo disfrutar de la tercera cita incluida dentro del ciclo Beethoven por Liszt. El concierto se celebró en la sala Pintor Elbo del centro cultural del Hospital de Santiago y corrió a cargo del pianista Eduardo Fernández, que interpretó la Sinfonía núm. 4 en Si bemol mayor Op, 60 y la Sinfonía núm. 6 en Fa mayor “Pastoral”, Op. 68.

Se trata de un ciclo de recitales que es posible celebrar gracias a un convenio entre la Asociación “Amigos de la Música” y el Centro Nacional de Difusión Musical del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Es una muestra de lo que dará de sí el fin se semana, donde el respetable podrá disfrutar de las actuaciones del Coro de Radio Televisión Española con Amancio Prada al canto y de la Orquesta Sinfónica de RTVE, que sin duda harán las delicias del público asistente en las jornadas de mañana y el sábado respectivamente.