Actualizado
lunes, 24 junio 2019
21:21
h
URGENTE

Una “jaula” repleta de dulzura, canciones y rock

El grupo baezano Fetiche lanza su primer proyecto de manera profesional
Ver comentarios

Para este grupo musical de Baeza, 2019 arranca lleno de nuevos proyectos y retos por cumplir para dar a conocer su música. A finales de 2018 lanzaron en las plataformas digitales el EP Dulce jaula, un disco con el que la banda espera hacerse un nombre y demostrar las ganas que tienen de ganarse una oportunidad en el difícil mundo de la música.

“Cuando empiezas todo es bastante difícil y, poco a poco, la gente te toma en serio y ve que hay futuro en la música que haces. Nadie es profeta en su tierra y hasta que no demuestras que haces las cosas bien y que la gente te apoya es complicado. Pero haciendo las cosas con ganas, se demuestra a la gente que se hace un buen trabajo. En cada concierto nos sorprendemos de la gente que viene a vernos”, explica Juan Manuel Judas, guitarrista y vocalista de la banda.

El grupo cumple algo más de dos años, lo que les ha servido para conocerse entre ellos, encontrar su sonido y apostar por las canciones que más les gustan. De hecho, este es el primer proyecto con el que deciden presentarse, pero pocos meses después de crear el grupo, tuvieron la oportunidad de grabar un EP con algunos temas, pero poco después se dieron cuenta de que no era lo que querían hacer para dedicarse a la música. Por esta razón, han utilizado este tiempo para crear canciones que les llenen realmente.

“El primer EP lo hicimos con poca idea y, lo más importante, sin conocernos bien entre nosotros. Llevábamos poco tiempo con el grupo y hacíamos lo primero que nos salía porque nos gustaba y sonaba bien. Nos ilusionaba, pero tras dos años empiezas a ser crítico y en esta carta de presentación hemos sido muy minuciosos y detallistas con las canciones a la hora de crearlas, producirlas y grabarlas”, sostiene Judas.

Dulce jaula se grabó durante el mes de agosto en los estudios La Viña con el productor y músico Javi Valverde, quien potenció y ayudó a que el grupo creciese a todos los niveles para crear este proyecto.

“La experiencia con Javi Valverde fue increíble. Es un auténtico profesional. Fue una experiencia espectacular. Nos ayudó a abrir un poco la mente hacia otras fronteras y pensar en otros conceptos. Trabajar con él fue lo mejor que pudimos hacer”, afirma el vocalista de Fetiche.

A pesar de estar orgullosos de este primer lanzamiento, con el que esperan que el público les dé una oportunidad, confiesan que todavía les queda mucho por aprender y que están rozando la superficie tanto de su sonido como de su conocimiento en lo referente a la música.

“Llevamos dos años con el grupo y, aunque estamos haciendo cosas de las que nos sentimos orgullosos, para nada somos profesionales. Tenemos mucho que exprimir de nosotros mismos”, añade Judas.

Tras presentar el EP por primera vez en directo en su municipio, en el Café Central, lo que afirman que fue un verdadero sueño y un orgullo, ahora toca seguir en carretera. 2019 se abre con retos y una serie de conciertos que esperan que les lleve a recorrer España con actuaciones en Madrid, Granada, Murcia o Jaén capital durante los próximos meses, para que la gente abra una jaula musical con canciones como Billie Elliot o Bicho Malo.