URGENTE

Ritmos celtas para una década

Castillo de Locubín vive un intenso fin de semana con el protagonismo de los años 80
  • 2018. Imagen de archivo del grupo en su actuación en Sabiote.
    2018. Imagen de archivo del grupo en su actuación en Sabiote.

Una de las décadas más importantes en la historia musical para España. Castillo de Locubín rinde homenaje a los años 80 a través de diferentes conciertos, actuaciones y documentales que dan a conocer y explican la diversidad de esta época tan importante para muchas personas. Los años de la movida, el frenesí de la apertura a nuevos estilos musicales que fueron la banda sonora para un buen número de personas. Por eso mismo, el municipio decide homenajear estos momentos a través de Noches de Palacio.

La jornada de ayer tuvo un grupo protagonista, que en su regreso a la provincia, dejó claro los motivos por los que son una de las formaciones más importantes y recordadas de esa década. Celtas Cortos subió al escenario para hacer bailar y cantar a los seguidores y personas que se acercaron para tener la oportunidad de disfrutar de melodías muy conocidas y canciones que, sin lugar a dudas, son capaces de tararear y corear tanto adultos como jóvenes.

No fue el único grupo que se subió al escenario para defenderse en directo. Transistores recorrió toda la década de los 80 con un concierto que también resultó ser un éxito para el público que se encontraba allí. Canciones como Devuélveme a mi chica, Maquillaje, A quien le importa, Ni tu ni nadie, No puedo vivir sin ti, Entre dos tierras, Escuela de calor o Cien gaviotas se colaron durante un espectáculo en el que grandes grupos y artistas como Alaska, Mecano, Hombres G, Hombres del Silencio o Duncan Dhu sonaron para que los asistentes cantasen a pleno pulmón las letras de temas que marcaron a toda una generación.

La misma que se reunió durante la noche de ayer en Castillo de Locubín para disfrutar de la época y seguir al ritmo del pop y el rock de los años 80.

La estelar actuación de Celtas Cortos fue el revulsivo para una gran noche que enamoró al público que pudo rememorar antiguas citas con la música. El indudable éxito del concierto se confirmó gracias a la buena respuesta por parte de las personas que se concentraron allí y cantaron con los espectáculos del municipio.

Sin embargo, no es la única manera en la que los vecinos de Castillo de Locubín y los visitantes se pudieron retraer hasta los años 80, puesto que junto a la música, fue la oportunidad de conocer cómo se vivía en esos años, las costumbres y el estilo de vida de los años ochenta a través de documentales y reportajes que hicieron que muchas personas recordasen esos años que fueron muy importantes en la vida de muchos jiennenses. Un fin de semana que sirvió para recordar, cantar y bailar al ritmo de los años 80 y las bandas de música más representativas e importantes de la época.