Actualizado
lunes, 22 julio 2019
17:02
h
URGENTE

Rigor, exactitud y perfección en tres diferentes talentos

El presidente del jurado promete una de las mejores finales de la historia del premio
Ver comentarios
|
28/04/2017

Son tres personalidades muy diferentes, tres maneras distintas de concebir la interpretación de la música, pero basadas en cánones como el rigor, la exactitud y la perfección, aunque cada uno tiene una forma de comunicarlo”. De esta forma definía Albert Atenelle, el presidente del jurado del quincuagésimo noveno Concurso Internacional de Piano “Premio Jaén” a los tres finalistas veinticuatro horas antes de la decisiva cita de hoy en el Nuevo Teatro Infanta Leonor. Arrancará a las siete de la tarde y los aspirantes estarán acompañados por la Orquesta Ciudad de Granada en una cita que, como prometió Atenelle, será “una de las mejores de la historia del premio”. Para quien no quiera perdérsela solo tiene la opción de correr a la taquilla, ya que las entradas están “prácticamente” agotadas: solo quedan las que se dejan por ley para ser vendidas el mismo día del espectáculo.

A primera hora de la mañana, los tres finalistas, el alemán Leon Bernsdorf, el ruso Dmitry Mayboroda y el chino Chun Wang, viajaron hasta Granada para el ensayo con la orquesta y, de vuelta a Jaén, valoraron su paso por el concurso y las expectativas ante la final de esta noche, junto con el diputado de Cultura, Juan Ángel Pérez, que los definió como “tres genios” del piano.

El intérprete alemán, Leon Bernsdorf, que repite participación en el Premio Jaén —recordó que pasó en 2013 hasta la segunda fase— y será el primero en salir al escenario hoy, confesó estar muy satisfecho por mejorar su participación en el concurso. Dijo que ganar sería el perfecto cierre de esta experiencia, pero que, de todas formas, llegar a esta final supone una gran motivación para continuar su carrera y se irá de Jaén con mucha confianza para otras competiciones. “Mi objetivo era hacerlo mejor, intentar dar lo mejor de mí, pero es cierto que este concurso es muy difícil porque hay que tocar un gran repertorio”, destacó. Bernsdorf interpretará el Concierto para piano y orquesta número 4 de piano y explicó que esta pieza es, para él, la más bonita del compositor. Aunque sus obras, defendió, son heroicas y con mucha fuerza, esta resalta por su sensibilidad y lirismo.

Dmitry Mayboroda será el segundo en defender su candidatura. Este mostró su felicidad por llegar a la final la primera vez que participa y resaltó el “desafío” que supone superar cuatro rondas en apenas unas semana, lo que produce mucho estrés. Su paso por el concurso lo valoró por el escaparate y la oportunidad de mostrar su talento ante el público, cuando cada vez hay menos competiciones. Además, dijo que este es el concurso “más grande” por el que ha pasado hasta ahora. Él interpretará el Concierto para piano y orquesta número 2 de Chopin. “Me encanta esta pieza, que solo he tocado una vez en público. Estaba indeciso entre Beethoven y Chopin, pero me decidí por este porque es una obra más adecuada para mis habilidades”, dijo. Finalmente, el chino Chun Wang, que cerrará la final con Ravel, destacó que ha disfrutado esta experiencia, todo un enorme desafío por el ritmo del concurso, y que se va encantado con la ciudad de Jaén. Explicó que ha elegido a Ravel para diferenciarse de los demás, ya que es una obra menos conocida. “La compuso mientras que visitaba el País Vasco y tiene influencias españolas. Es una pieza muy efectista”, destacó.