Actualizado
martes, 18 junio 2019
21:35
h
URGENTE

Nervios a flor de piel y muchas ganas por conseguir ganar uno de los concursos musicales protagonistas de la provincia en estos días. Baeza vuelve a apostar por el talento juvenil, por los conocimientos y el aprendizaje de las nuevas generaciones. El Baezafest 2019 confía y recupera la VI edición del Concurso de Jóvenes Intérpretes. Tras su importante semifinal, el Auditorio de San Francisco volvió a llenarse de música y de ilusión con los ocho chicos que subieron hasta el escenario esperando tener la oportunidad de ser uno de los ganadores.

El jurado esperaba atento a los chicos que competirían por última vez para alzarse con el ansiado premio. Acompañados de su instrumento de viento o metal y junto a un piano, los jóvenes demostraron sus tablas en directo y su buen hacer a la hora de tocar diversas composiciones que un buen número de asistentes pudo disfrutar de los conocimientos de estos chicos.

Este concurso supone un revulsivo por parte de la Asociación Musical Ciudad de Baeza a la creación y el talento por parte de los jóvenes andaluces en materia de música y utilizando instrumentos de viento y metal para demostrar su maestría.

El jurado, que volvió a estar compuesto por el director del festival, Cecilio García Herrera, Rosell Cabrera Molina, la cual es experta en la modalidad instrumental de viento madera, y Francisco Jesús Ruiz Pérez, especialista de viento metal, fueron los encargados de decidir, tras visualizar las diferentes actuaciones de los ocho semifinalistas, quienes eran los jóvenes que tenían que ensalzarse con los premios de este concurso musical. En total, fueron cuatro afortunados que consiguieron un galardón que servia para aplaudir su buen trabajo dentro del certamen.

En esta edición, fueron Alberto Antonio Romero López y Mario Romero Madrid, los dos ganadores del primer y segundo premio, respectivamente, en la Categoría A —de jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 22 años—.

A su vez, Irene Mata Tejero y José Adolfo Ferrer Trujillo, fueron galardonados en la Categoría B —de chicos con edades entre 14 y 17 años—. Además, los ganadores principales de cada categoría tendrán la oportunidad de dar un concierto solista con la Banda Sinfónica Ciudad de Baeza o la Orquesta Sinfónica y de dar un concierto con piano dentro del Baezafest del próximo año. Así, estos jóvenes prometen una larga carrera gracias a sus aptitudes.