Porcuna sin fronteras

Kiko Veneno encabeza el cartel del Miaqué

22 jul 2016 / 11:30 H.

Reunieron hace un año 3.000 espectadores y este, esperan, no será menos. Paso a paso, la iniciativa y el empuje de un grupo de jóvenes porcunenses es toda una realidad, con peso por méritos propios en el calenadario estival. Vuelve, un año más, el Festival Miaqué, que repite el formato de 2015 con dos intensas noches de música, más la celebración previa de la quinta edición de su concurso de cortometrajes “Me quedo cortó”, en el que mostrarán unas 40 producciones entre el lunes y el miércoles.

Será los próximos 29 y 30 de julio, viernes y sábado de la semana que viene, cuando Porcuna acogerá la celebración de su festival, con un cartel que encabeza el cantante Kiko Veneno. Esta cita fue presentada por el diputado de Promoción y Turismo, Manuel Fernández, el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, y Javier Fernández, miembro de la Asociación Juvenil MiaQué, organizadora de esta actividad. De hecho, los representantes institucionales remarcaron la importancia de la implicación de este colectivo para que Porcuna “está en el mapa de la música”.

Este año continuarán, de esta forma, con la fórmula que también les funcionó hace un año. Para la noche del viernes, cuentan con los tres finalistas de su concurso de maquetas y un artista invitado. “Como nos gusta que los viernes tengan significado, sentido y sentimiento, hemos decidido contar con un grupo que dejó huella en Porcuna hace unos años, el grupo belga Opmoc”, explican los organizadores. Y para el sábado contarán con Big Yuyu, funk, soul, blues y booggie, con saxo, trompeta y trombón); la banda francesa Buttshakers, música negra, y Kiko Veneno, uno de los músicos más admirados del país que llegará con su disco Doble vivo. “Este certamen no tiene un estilo musical definido, estamos abiertos a todos los públicos, porque hay grupos reggae, de rock, funky, blues y, además, este año vamos a hacer incluso una exposición de fotos y vídeos sobre la trayectoria de nuestra asociación”, explicó Javier Fernández. Una de las características, como detalló, es que este festival es gratuito y con precios muy asequibles en la barra: “Somos una asociación sin ánimo de lucro y el único interés es que todo salga bien para el año siguiente poder hacer un festival todavía mejor”.