Medio siglo aquilatado de la Peña Flamenca de Jaén

Tertulia para el recuerdo de una historia que comenzó en el Casino Primitivo de la capital

08 sep 2022 / 18:32 H.
Ver comentarios

Un Gil de Biedma ya peleado con todos y consigo mismo reflexionaba sobre el paso del tiempo diciendo aquello de “ahora que de casi todo hace veinte años”, y en la Peña Flamenca de Jaén la dimensión de esa frase incluso se queda corta. Cincuenta años dan para mucho, pero en el caso de este colectivo, ya convertido en mito cultural jiennense, recordarlos no supone ningún yugo como sí le pasaba al poeta. El corazón de la sede de la peña, con su terraza repleta en agradable noche a un extremo de la calle Maestra, bullía de expectación. Un salón rutilante de tradición y quejío, de anécdota y acorde —también de piel y lágrima—, y cinco nombres ilustres que han contribuido a escribir un relato sólido de cinco décadas, las que cumple este año la peña. Los expresidentes Ramón Porras, Tomás Ortiz y Marcos Gutiérrez; el presidente de honor y socio fundador, Gerardo Fuentes, y el actual presidente del colectivo, Alfonso Ibáñez, participaron en una tertulia que moderó el director de Diario JAÉN, Juan Espejo, en el marco de la XXXVII Semana de Estudios Flamencos que desde este lunes y hasta mañana acoge la sede, cita que también sirve para conmemorar esos cincuenta años de historia de la peña.

Entre los espárragos y las patatas, entre los flamenquines y las ensaladas, entre el vino y la cerveza, también los recuerdos y las risas, y, por supuesto, la emoción: el homenaje a figuras inolvidables de la peña, como Pepe Olivares, honrado por su propio hijo ante el micrófono. Un reportaje proyectado ante quienes asistieron a la cita resumió, en algo más de veinte minutos, los capítulos de una historia de amistad y pasión que dura medio siglo y que hoy es orgullo por lo conseguido: pasar de ser un grupo de amigos, diez o doce, con el arte flamenco como afición común, a traer a Jaén a nombres de la talla de El Lebrijano, Charo López, Manolo Canalejas, Niño Jorge y Fernanda de Utrera. Un legado que hoy tiene continuidad con una puerta abierta a la evolución y la modernidad, pero sin perder la esencia.

Medio siglo aquilatado de la Peña Flamenca de Jaén

ABRIL DE 1972. La primera sede de la Peña Flamenca de Jaén fue el Casino Primitivo. Se inauguró a finales de abril de 1972, el mismo año en el que se aprobaron los estatutos del colectivo. Antes de ello, se barajó ocupar uno de los torreones de las antiguas murallas de la ciudad, pero el Ayuntamiento no accedió a la petición de los socios.

Diario JAÉN
Cultura