La música resuena entre monumentos

El Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza completa una gran edición con múltiples actos para la ocasión

09 dic 2019 / 12:24 H.
Ver comentarios

Los amantes de la música tienen una cita ineludible cada año durante el puente de la Constitución con el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza (FeMAUB) —jornadas en las que la cita musical que intensifica su programación ofreciendo hasta quince conciertos en las ciudades patrimoniales de Úbeda y Baeza—, en espacios muy conocidos como los auditorios de ambas ciudades y otros como el Convento de las Carmelitas Descalzas, que como novedad este año entró a formar parte de los edificios que en los que celebrar conciertos. Así la jornada del 6 de diciembre comenzó con un concierto en la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Alcázar y San Andrés, a cargo de la Schola Gregoriana del Pontificio Instituto di Música Sacra de Roma, bajo la dirección de Franz Karl Prassl, con Antonio del Pino y Gabriel Ávila al órgano. La programación continuó a las 13 horas, en la capilla del Antiguo Seminario de San Felipe Neri con “A la sombra de Doménico”, concierto conmemorativo del 300 aniversario de la llegada de Scarlatti a la península ibérica, en coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical.

La programación continuó por la tarde, en el mismo espacio, aunque en esta ocasión el público disfrutó de grupo “Música Alchemica” con un concierto centrado en “Stylus fantasticus; el violín barroco entre Italia y Centroeuropa. Cita que tuvo como protagonistas a dos de los instrumentos reyes de la época —el clave y el violín—. Asimismo a las 20:30 horas en el Auditorio de San Francisco, “Europa Galante”, dirigida por Fabio Biondi interpretó tríos, cuartetos y quintetos de Luigi Boccherini. La jornada se cerró, en el teatro Montemar, con la Compagnia Teatri 35 & Tiento Nuovo que con “Chiaroscuro” deleitó al respetable con una tabla de cuadros de Caravaggio y música barroca en directo.

En cuanto a la jornada del sábado comenzó con un concierto en la bodega del Centro de Interpretación “Olivar y Aceite” a cargo de Inés Moreno Uncilla —ganadora de la primera edición del Concurso de Música antigua de Juventudes Musicales de España—. La siguiente cita con la música fue en la sala Pintor Elbo del Hospital de Santiago con L’estro D’orfeo como protagonista que ejecutó un programa centrado “Entre Italia y España: música de cámara en la corte madrileña”, donde Leonor Vera interpretó piezas de Pandolfi Mealli, Falconieri, Selma y Salaverde y Gaspar Sanz. Ya por la tarde, y en la Santa Iglesia Catedral de Baeza la Schola Greogriana del Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma, Pueri Cantores de Málaga y Capilla de Música “Maestro Iribarren” ofreció un concierto centrado en las lamentaciones, también llamadas lecciones o lecturas de tinieblas , que se interpretaban el primero de los tres maitines del triduo sacro. El siguiente concierto se celebró en la Sacra Capilla de El Salvador, bajo el título “Tras las huellas del dolor: Allegri, Palestrina, MacMillan, Jackson”, The Marian Consort ofreció una actuación dividida en dos partes. En la primera el público pudo escuchar Stavat Mater de Allegri y Palestrina y el Ave María de Tomás Luis de Victoria.

La última jornada de la vigésimo tercera edición del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza arranco en la Hacienda La Laguna con Neapolis Ensemble con un repertorio centrado en “Cuando Nápoles canta: música tradicional napolitana”. Ya en la Ciudad de Los Cerros el salón de actos de la UNED acogió un concierto-conferencia cargo de Alejandro Villar titulado “iRecorder10s. Diez siglos de música instrumental con flauta de pico”. Dos de los conciertos del día de la Inmaculada tuvieron lugar en el centro cultural del Hospital de Santiago. El primero en la sala Pintor Elbo, con un programa que giro en torno a “Firenze circa 1350: música durante el florecimiento del humanismo”, a cago de Sollazzo Ensemble. A las 20:30 horas el Auditorio del Hospital de Santiago, Nereydas ofreció un concierto bautizado “Dulce sueño. Nápoles, España, México: Ignacio Jerusalem (1707-1769) —uno de los compositores de música galante más importantes en las Américas y de su generación—. La XXIII edición del FeMAUB se despidió hasta el próximo año con una actuación de arpa y clave—instrumentos de amplia tradición tanto en Italia como en España —, que se desarrolló en la Sinagoga del Agua, titulado “Los dos Reynos. Música para arpa y clave entre Nápoles y España (1500-1700), a cargo de Sara Águeda y Javier Núñez.

Diario JAÉN
Cultura