José Antonio

La asociación Pídeme la Luna hace realidad el sueño de uno de sus niños, que quería montar a un pony

24 jun 2020 / 16:48 H.
Ver comentarios

José Antonio es uno de los niños de Onco-Hematología que participa en esa “fábrica de sueños” propiciada por la asociación Pídeme la Luna de familiares de niños en oncología. Y el otro protagonista de la historia se llama Gino, un pony al que llamaron Cebollino tras su nacimiento y que, gracias al encuentro con ese campeón que es José Antonio ha sido rebautizado con este nombre más directo y fácil para los niños. Dice Pídeme la Luna que “no hay palabras para describir tantos momentos inolvidables que inundan de felicidad a nuestros niños y a todos nuestros amigos y seguidores, a los que también queremos hacer partícipes de momentos maravillosos y emotivos que nos llenan a todos de felicidad”. Esta nueva experiencia lo corrobora. José Antonio tiene dos años, es simpático y extrovertido, y tenía un anhelo. Pasear con un caballito, a su medida. Y ahí entra en la historia del pequeño Gino, antes Cebollino, para pasearle y enseñarle muchas cosas, con buen ánimo también, como muestra la fotografía. Pídeme la Luna ha buscado al pony “con mucha ilusión” y lo encontró en Almería. No hay mejor lugar para este encuentro que el campo, en la casa de los abuelos del pequeño José Antonio, lejos de la ciudad, donde se respira aire puro en un ambiente familiar. José Antonio estaba inquieto hasta que vio a Gino, lo montó, lo acarició cogió el ronzal entre sus manos y cumplió su sueño.

Cultura