Actualizado
domingo, 21 julio 2019
13:42
h
URGENTE

El mundo y la cultura ibera aún tienen mucho por descubrir

Eslava Galán y Posteguillo participan en el diálogo Los iberos y la novela

Ni es oro todo lo que reluce, ni el león es como lo pintan, y eso que la fiera tuvo una nutrida presencia en la simbología e imaginería ibera. Los escritores Juan Eslava Galán y Santiago Posteguillo despejaron algunos sambenitos sobre un supuesto salvajismo y atraso de los iberos, respecto a los “civilizados” romanos, porque la historia no solo la cuentan los vencedores, sino que cada cual suele barrer para casa. Ambos escritores, autores de novelas como Rey Lobo o la trilogía Africanus, participaron en un diálogo sobre el tema titulado “Los iberos y la novela histórica”, organizado por la Diputación Provincial de Jaén. El acto estuvo presentado y moderado por Pablo Lozano, de Semer y organizador del certamen de novela de Úbeda.

La expectación generada fue tal que lo previsto inicialmente en el Aula de Cultura de la Diputación, tuvo que celebrarse en el salón de plenos y hubo gente que tuvo que seguirlo desde los pasillos. Incluso había personas que llegaron con el diálogo ya comenzado y no pudieron entrar. Con este diálogo literario comenzaron las actividades especiales organizadas por la Diputación con motivo del 20 aniversario del proyecto turístico-cultural “Viaje al Tiempo de los Iberos”.

Juan Eslava Galán destacó el antes y el después que ha supuesto la investigación y el conocimiento del mundo ibero. En ello, la provincia de Jaén juega un papel fundamental. Destacó la figura de Juan González Navarrete, quien fuese director del Museo Provincial de Jaén y, gracias a él y a su dinero, se pudo evitar, en gran parte, el expolio del yacimiento ibero de Cerrillo Blanco (Porcuna). Hasta entonces, dijo el autor e historiador urgavonense, no se pudo apreciar en su dimensión “qué era la cultura ibera”. Como es habitual en él, su disertación estuvo plagada de anécdotas y curiosidades. Una de ellas era que los cabreros y pastores que estaban con sus rebaños en la Cueva de los Muñecos, en Despeñaperros, “usaban los exvotos como proyectiles de sus hondas”. Juan Eslava Galán incidió en la importancia de la arqueología que se hace actualmente, que trabaja a pie de obra, mientras que antes era un trabajo “que se hacía en los despachos”.

Por su parte, Santiago Posteguillo destacó que historiadores como Tito Livio hicieron un flaco favor a la causa ibera “porque cualquier enemigo de Roma era considerado un salvaje”. Otros autores como el griego Polibio dieron una visión más neutral. Se refirió a Aníbal como un gran estratega que prefirió los pactos, hasta el punto que se casó con Himilce, hija del regulo de Cástulo. También se refirió a Escipión el Africano como otro gran estratega respecto Iberia, “aunque luego fue derrotado por el Senado”. Pero después, Catón, dijo, “fue a la tremenda y arrasó con todo”.