El Apache más original

El grupo se reencuentra con motivo de sus 35 años en un emotivo concierto

04 jun 2019 / 11:00 H.

Tras 35 años en activo, los primeros integrantes de Apache se unirán de nuevo junto a los actuales en el concierto que el grupo ofrecerá el próximo sábado, a las 22:00 horas, en el auditorio de La Alameda. Se trata de la IV edición de Apache & Friends Sinfónico, que en esta ocasión además de cambiar de ubicación, puesto que el Teatro Infanta Leonor se quedaba pequeño, cuenta con muchas más novedades. Entre ellas, la inclusión del humor de la mano de David Navarro. “Lo que queremos que el concierto del sábado sea una gran fiesta, una reunión de artistas en la que no faltará el humor, la música... Y además coincide con la Virgen de la Capilla, así que será una ocasión única”, afirmó Navarro. Eso sin olvidar la actuación de la Orquesta Sinfónica del Sur de España, el Coro Ensemble Vocal Jaén Jazzy, Miguel Ángel Ruiz, Mar Blanco o Laura Baños, entre otros artistas invitados. En total, casi ochenta personas son las que participarán de un concierto para el que, apuntaron, parece que los astros se han alineado.

“Incluso tendremos algún estreno, puesto que el tema Bienvenidos nunca lo tocamos en directo porque se compuso para orquesta y coro, así que será la primera vez que lo interpretaremos tal y como se concibió”, manifestó Rogelio Rojas, uno de los primeros integrantes de la formación musical, durante la entrevista realizada por la periodista Marisi Ruiz en Onda Jaén, en la que desvelaron algunos detalles de la cita. Entre ellos, Rojas anunció que será durante la despedida, que contará con aproximadamente 11 minutos de duración, cuando aparezcan los seis integrantes originales, y que junto a ese tocarán los temas Te estoy queriendo tanto y Sobrevivir.

Rojas no ocultó su satisfacción por reencontrarse de nuevo con sus compañeros “indios”, e incluso auguró que el ensayo, que realizarán hoy, será algo nostálgico: “Tocaremos juntos los seis componentes iniciales”. Por su parte, Ángel Jacinto, otro de los integrantes del grupo en sus primeros años, no ocultó la satisfacción que sentía ante la inminente cita: “No he dejado nunca la música, y la sensación de reencontrarnos es tan bonita”. Como una gran familia definió a Apache, al tiempo que recordó las auténticas jornadas laborales que echaban para componer, ensayar y dar lo mejor de sí mismos en los conciertos.

En esa misma línea se expresó Pepe Díaz, también integrante de la formación en sus inicios y ahora uno de los precursores de que el reencuentro del sábado sea posible a través de Rosetas: “Estoy encantado de que nos juntemos después de 35 años. Era el momento, y nos hacía realmente ilusión a los que ya no estamos en el grupo el hecho de tener esta oportunidad de estar los seis de nuevo sobre el escenario”.

Antonio Molinero, que sigue en la actualidad en el grupo, reconoció que aunque nunca han perdido el contacto entre ellos, musicalmente sí que lo hicieron, y se remontó a los orígenes de la formación: “Cuando tocamos Sobrevivir es inevitable que nos trasladamos al programa Aplauso. Y recuerdo las crónicas de la época, cuando muchos estaban extrañados de que en plena explosión del rock andaluz, Apache, un grupo que además era de Jaén, tuviera en el pop su base. Sobre todo cuando nos presentamos, en 1979, con Medina Azahara y Alameda”.

Ahora, afirma satisfecho, que son muchos los jóvenes que se acercan al grupo y van a sus conciertos porque los padres son seguidores: “Las versiones que hacemos no tienen edad, por lo que el público que viene a nuestros conciertos es de lo más variopinto”, reconoció.

Por último, Luismi Peláez, el vocalista del grupo, manifestó que el día que surgió la idea de juntarse de nuevo no podían creérselo. “Hoy iremos al ensayo con la mejor de las intenciones, pero como suele ocurrir será desastroso —apuntó entre risas—. Pero luego, como siempre, saldrá todo genial y el concierto del sábado será auténtico”, afirmó.

Una gran familia, así, que vivirá el próximo sábado, junto con un nutrido grupo de amigos y numerosos seguidores de Apache, un reencuentro de lo más especial.