Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
18:35
h
URGENTE
  • FINALISTAS. Las linarenses Belén Vega, a la izquierda, y Alba Martos, a la derecha, fueron seleccionadas para la próxima fase del concurso.
    FINALISTAS. Las linarenses Belén Vega, a la izquierda, y Alba Martos, a la derecha, fueron seleccionadas para la próxima fase del concurso.

Las primeras fases selectivas del LV Concurso Nacional de Tarantas Ciudad de Linares ya son historia después de que se celebraran los días 2, 3, 9 y 10 de agosto en el Centro de Interpretación del Paisaje Minero, junto a la Estación de Madrid. De los 26 participantes inscritos, solo seis fueron seleccionados para cada modalidad, y dos para el premio a jóvenes cantaores Fernando Medina. El jurado estuvo conformado por profesionales de prestigio de las peñas flamencas de la ciudad. Así, ayer se dieron a conocer los finalistas, entre los que se encuentran tres linarenses, dos chicas y un chico.

En la modalidad de tarantas, los seis finalistas son: Raúl Cortés Alberto, de Madrid; los cordobeses Antonio Haya Morales “El Jaro”, Antonio José Nieto Fernández y Antonio Porcuna Mariscal “El Veneno”; de Linares, los agraciados fueron Belén Vega Rus y José López Castro “El Sevillano”. En la modalidad de cantes de libre elección, repiten los dos linarenses y se suma Alba María Martos Garrido. Junto a ellos estarán también los tres cordobeses, que se juegan el concurso de tarantas. El premio Fernando Medina se lo disputarán Juan María Guzmán Planas, de Bailén, y Antonio Mena Cano, de Jaén. Se espera ya la llegada de las finales, que tendrán lugar antes de la Feria de San Agustín 2019.

La novedad este año es la recuperación del pregón, que además realizará por la cantaora linarense Carmen Linares, en homenaje al recientemente fallecido Gabriel Moreno. Este será el 22 de agosto en el Teatro Cervantes, como el resto de las finales. Las entradas son por invitación. La concejal de Cultura, Ángeles Isac, animó a todos los linarenses a acudir a este pregón y hacer partícipes a todos los ciudadanos de “uno de los concursos más prestigiosos de España con una amplia tradición y trayectoria”.

El día 23 de agosto, será la final de cantes de libre elección, a las 20:00 horas. El artista invitado a la cita será Alfredo Tejada. Al día siguiente se celebrará la final de tarantas, a la misma hora y en el mismo lugar. Aquí, la invitada será Mayte Martín, cantaora que cuenta con el Premio Cultural de la Comunidad de Madrid. Este día se entregarán los premios, que este año se vieron incrementados en su cuantía: Al ganador de la final de tarantas se le otorgará un premio de 10.000 euros y una Cabria de Plata y, mientras que quien consiga imponerse en el concurso de cantes de libre elección será premiado con 5.000 euros y un Minero. Así, en cada una de las finales, habrá cinco accésit, con un valor de 300 euros, para cada una de las modalidades del concurso.

Entre el jurado estarán, para esta ocasión, varios artistas de prestigio como el cantautor Rafael Chávez Arcos, el autor del libro Granada, enclave de flamenco, Francisco Cabrero Palomares, y el antiguo presidente de la Peña La Platería de Granada, Antonio Gallegos Montero. Las entradas ya están a la venta en la taquilla del Teatro Cervantes. Estas tienen un precio de 10 euros en patio de butacas y ocho en el anfiteatro. El presentador vuelve a ser el periodista Juan José García Solano.

La primera vez que el Ayuntamiento de Linares convocó un concurso de tarantas fue el 27 de agosto de 1963. El ganador en aquella ocasión en la sección de profesionales fue Canalejas de Puerto Real, mientras que en la de aficionados se impuso el linarense José Mendoza Cabrerizo. Es en 1964 cuando se convoca oficialmente el I Concurso Nacional de Tarantas Mineras, “como homenaje y en honor del productor minero”. Desde entonces, se celebra ininterrumpidamente y es un concurso de referencia para el flamenco español. Las tarantas son un cante flamenco que nació en las minas, por lo que tiene gran relación con Linares. Por ello, el Ayuntamiento sigue celebrando este certamen en apoyo a los cantaores que quieran mantener vivo este palo, para que la costumbre no se pierda, aunque las minas linarenses ya no estén activas. El área de Cultura apostó por la iniciativa, por lo que decidió aumentar la cuantía de los premios. El pregón, que ahora se ha recuperado, se espera seguir realizando también en próximas ediciones.