Actualizado
martes, 23 julio 2019
21:04
h
URGENTE

Desenfreno y pasión en un día de espectáculo sin igual

La segunda jornada del festival cosecha gran éxito
Ver comentarios
|
13/07/2019

Resquicios del buen blues quedaron suspendidos en el aire tras la noche en que Cazorla vibró con notoria intensidad. Corazones incontables palpitaron al unísono de las leyendas que abrieron el que fuera reconocido como mejor festival de blues internacional, un lustro atrás. Los amantes locos de este género musical, al que no queda más remedio que rendirse a su compás, estuvieron de enhorabuena el segundo día del BluesCazorla 2019. La onda expansiva del blues no percibió apenas tiempo para marchar a descansar, pues casi estrecharon manos la madrugada y el mediodía de la jornada “ecuador” del festival musical. Los siguientes en rendir culto al blues fueron los grupos El Gato Mojado, La Blues Band de Granada, Fantasticfand y Boo Boo Davis. Sin dejar margen a la duda, los cuatro levantaron todas las almas, algunas venidas de los más diversos lugares, que se dieron cita en la Plaza de Santa María. Las altas temperaturas no fueron impedimento para el disfrute de unas cuatro horas de ingentes notas emitidas por bajo eléctricos, baterías y armónicas desenfrenadas.

Y a ritmo frenético transcurrió una tarde de idilio musical. A las cinco de la tarde, y contando con tan mencionado exquisito preludio, un nuevo “escenario” se abrió paso entre aquellos que durante los veinticinco años de vida del BluesCazorla hicieron las delicias de sus amantes. Por vez primera, el teatro municipal cazorleño acogió la masterclass: Charles Baty. Siguiendo la tónica de la tarde, la masterclass: Duke Robillard, recogió el testigo de la anterior, a las seis de la tarde, y en el mismo emplazamiento. La excelente acogida de estas actividades indudablemente será un aliciente de peso para continuar con su organización. De esta manera, el público acarició con las yemas de los dedos el blues, aquel que irá percibiéndose con mayor cercanía entre quienes sean principiantes en sentir la ferviente cadencia del BluesCazorla. Nuevas masterclass se sucederán en la tarde del sábado, las cuales, casi con certeza se retroalimentarán del sentimiento agudo por el blues.

La tarde del viernes continuó siendo calurosa. Un efecto invernadero imperecedero, provocado por el cielo encapotado, mantuvo una elevada sensación térmica que pudo asemejarse a la que la sangre circulaba por las venas de quienes esperaban ansiosos los conciertos de la tarde. Era el turno de Luckyradio, Sra. Robinson y Reverboy. Para quienes aún no habían saciado su sed de puro blues, se sucedió un nuevo concierto, esta vez, bajo el manto de una noche que tímidamente dejó percibir algo de brisa fresca.

Los grupos encargados de poner el broche de oro a la jornada parecieron acrecentar aun más el ímpetu con el que el público parecía disfrutar de cada uno de sus efusivos ritmos. Eric Bibb, Chicago Plays the Stones, Bette Smith y Melvin Taylor encumbraron el segundo día de un BluesCazorla cuya vibración va en ascenso a cada instante, a cada uno de sus latidos, iniciados el pasado jueves. Todavía queda por vivir.