Actualizado
viernes, 19 julio 2019
22:11
h
URGENTE

Cuando la memoria define al ser humano y trasciende

Mar Moreno presenta su última novela El día que nos obliguen a olvidar
Ver comentarios
|
10/07/2019
  • MESA. Juan Espejo, Manuel Pimentel, Mar Moreno y Vicente Oya, en la presentación de la novela en el Colegio de Abogados de Jaén.
    MESA. Juan Espejo, Manuel Pimentel, Mar Moreno y Vicente Oya, en la presentación de la novela en el Colegio de Abogados de Jaén.

Qué hace que el ser humano sea cómo es? Mar Moreno trata de responder a esta pregunta en su última novela, El día que nos obliguen a olvidar, donde la memoria, colectiva e individual, son la esencia que definen a la humanidad y que se debe conservar. “Mi libro es una advertencia del peligro de retroceder, de que ninguna conquista es eterna y hay que estar alerta y luchar por lo que tenemos para no perderlo”, explicó la autora en la presentación del libro, que tuvo lugar en el Colegio de Abogados de Jaén. El salón de actos se llenó de amigos, familiares y apasionados de la literatura que acompañaron a la escritora, abogada y expresidenta del Parlamento andaluz en la cita.

Asimismo, en mesa estuvieron el decano del Colegio de Abogados de Jaén, Vicente Oya; el editor y exministro de Trabajo, Manuel Pimentel, y el director de Diario JAÉN, Juan Espejo. El decano se encargó de dar la bienvenida y presentar a la invitada, a quien dirigió palabras de cariño. “Es una persona trascendente para el colegio y nos llena de ilusión y orgullo tenerla aquí con nosotros, ella está colegiada desde 1985 como abogada laborista muy dura a la que siempre le hemos ofrecido nuestra casa, su casa”, dijo, y añadió: “Para el currículum de Mar Moreno necesitaríamos un libro, siempre ha sido muy relevante e implicada con el colegio y debo destacar su forma de comunicar y llegar a la gente”.

El director de Diario JAÉN, por su parte, habló “con el corazón y conocimiento” y durante su intervención hizo una defensa de la cultura, un “bálsamo para la sociedad”. Alabó la obra de Moreno y lo definió como un libro “claro y rotundo, sin requiebros, narrado en clave social, donde se hace una reivindicación a la memoria colectiva en una historia que habla de la vida eterna con trampa, eso sí, muy de nuestro tiempo”. Juan Espejo animó a la autora a “seguir con su caminar” en la escritura “de convivencia del sano pasado, presente y futuro”. Habló de la época en que Moreno fue colaboradora en las páginas de Opinión del periódico y sobre su “valiosa” aportación. También agradeció a la editorial la apuesta por el papel, que “reconforta”, pues “los periódicos no desaparecerán” y animó a los presentes a sumergirse en las páginas de la novela, que “apasiona y seduce desde el inicio”.

Manuel Pimentel habló como editor y sobre lo mucho que disfrutó el manuscrito. “Me lo pasé bien, me sorprendió y me hizo pensar”, dijo, por lo que no dudaron en sacar adelante la obra y aseguró que espera más textos de su autora que, “sin duda, va camino de la trascendencia, de ser recordada por sus obras”.

Mar Moreno mostró su gratitud a los presentes y quienes le ayudaron en el viaje. Confesó ser una apasionada de la mitología de la inmortalidad y, en el debate que despierta su novela de ciencia ficción, sobre si una persona elegiría alargar su vida a cambio de que el gobierno elimine algunos recuerdos que crea “peligrosos”, ella, sin duda, elegiría vivir eternamente, aunque no esté de acuerdo con el “borrado de memoria”. “El ser humano es lo que es porque recuerda, nuestros logros deben alejarnos de ese pesimismo que parece estar de moda, hay que cambiar los tabiques pero conservar la estructura del mundo. Es necesario ser optimista para lograr un mundo mejor”, destacó. Sobre lo autobiográfico presente en la novela, Moreno aseveró que lo es “totalmente”. “Es biografía de todos vosotros, os vais a ver reflejados en la novela, en los rasgos de los personajes, porque me he basado en lo que he vivido, son las historias que me habéis contado para que no se olvide”.

“¡Leed, leed malditos!”, defensa por la cultura

La presentación de la novela El día que nos obliguen a olvidar, de Mar Moreno, fue también un momento de reivindicación hacia la cultura. La escritora pidió a los asistentes que se involucraran para que no decayera. “Comprad libros, id a los conciertos, al cine, a los actos, permitid que las empresas dedicadas al sector de la cultura prosperen y florezcan, no pirateéis, comprad cultura”. Asimismo, la autora habló del proceso de escritura. “Escribo porque no sé no escribir, ahora dispongo de tiempo y precisamente es lo que quita la creatividad, te abstrae, andas por la calle pero caminas por la novela, hablas con los personajes de la narración y duermes en la cama de tus héroes”, explicó la autora. Algo que, sin embargo, “engancha”, pues tal como confesó “amenazo con volver a publicar”. Por ello, animó a los presentes a consumir arte, y, por supuesto, a la lectura. “¡Leed, leed malditos!”. Una cultura que resume la memoria de la humanidad.