Actualizado
viernes, 19 julio 2019
22:11
h
URGENTE

“Con mi obra busco transmitir esperanza”

alejandro fernández
Ver comentarios
|
11/07/2019
El escritor jiennense Alejandro Fernández Alameda publica en breve la segunda edición de El don del esquizofrénico, una novela entre la autobiografía y la positivismo

—¿Cómo empezó a trabajar a fondo en la historia de El don del esquizofrénico?

—Fui al psicólogo para mejorar mi vida personal y él mismo me dio la idea. Es una novela basada en mi experiencia, donde relato hechos reales que me han afectado, desde sus inicios y su evolución. Posee algunos matices ficticios, pero la mayoría es real.

—¿Cómo describiría el argumento de su novela?

—En El don del esquizofrénico hablo en tercera persona de Giovanni, que pasa por distintas etapas y tiene un brote psicótico, entonces se junta con otra persona que se llama Leandro que le aporta estabilidad y aliento, con un enfoque de humor, lo cual hace muy amena la relación entre ambos. Giovanni, al fin y al cabo, soy yo. Él, como me ha pasado a mí, encuentra a su psicólogo y se cura. Desde mi punto de vista esta enfermedad tiene cura y tratamiento. Pero no es exclusivamente a base de tomar medicación y fármacos, tiene que ser complementado y ejercitado por una terapia de psicólogos basada en avances científicos.

—¿Cuándo le diagnosticaron la esquizofrenia?

—Fue en el año 2000. En aquel entonces yo vivía en Londres y sufrí una crisis. Me hospitalizaron y los médicos dijeron que tenía esquizofrenia paranoide. Yo tenía 21 años y de repente tenía que volver a plantearme mi vida. No estaba pasando una buena época y eso también se notó. De ahí surgió, además, la novela Las dos caras de Londres, en la que hablo de cómo fueron esos días.

—¿Cómo se encuentra ahora?

—Bien. He pasado por el trastorno, ya me he curado, desde el mismo momento en el que hice la terapia y dejé de responder a las voces internas que oía, lo superé. Les quitó la voz reguladora y en mi cabeza todo se limpió, las voces ya no están, aunque a veces suena alguna lejana. Son menos negativas, me afectan menos y reconozco mejor mis propios pensamientos.

—¿Qué busca transmitir con la novela publicada?

—Esperanza, positivismo, hacer saber a la gente que se puede seguir adelante si se controla. El libro también sirve para que familiares y amigos entiendan la situación del esquizofrénico. Yo no me oculto, lo importante es compartirlo para ver que se puede avanzar.

El tiempo - Tutiempo.net